Telecomunicaciones

Telefónica contempla la compra de espectro para el móvil 5G ya este año

La subasta en Reino Unido es el mayor reto de la teleco en 2017

telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, el pasado lunes en el MWC de Barcelona.

Telefónica ha renovado el calendario de subastas de espectro de cara a 2017. Los procesos ganan ahora relevancia, puesto que en gran medida las nuevas frecuencias tendrán como destino el móvil 5G. La operadora tiene muy en cuenta las decisiones del Parlamento y el Consejo Europeo de final de 2016, en las que acordaron un plan para la disponibilidad de la banda de 700 MHz, clave para el 5G.

En su informe anual de 2016, Telefónica señala que este renovado escenario podría implicar que la compañía tenga que afrontar nuevas salidas de caja entre 2017 y 2022 en Reino Unido y España. La empresa prevé que la banda 700 MHz esté disponible entre 2020 y 2022.

El mayor reto será la subasta en Reino Unido, puesta en marcha por el regulador Ofcom. Las contestaciones a la consulta fueron presentadas en enero y se espera que se tome una decisión en el segundo trimestre. Ofcom señaló que revisará todas las respuestas antes de proceder con la licitación, que podría celebrarse este verano. Telefónica ha reclamado que se limite la posición de espectro de rivales como EE-BT y Vodafone, que tienen un 45% y un 28% de las frecuencias en Reino Unido, muy por delante del 15% de O2 y el 12% de Tree. En la subasta de 2013, Telefónica destinó 671 millones de euros.

En España, el ministro Álvaro Nadal dijo esta semana que todavía no hay fecha para la subasta del espectro de 700 MHz, utilizado actualmente por las empresas de televisión. Algunos analistas se han pronunciado. Santander prevé que la subasta de 700 MHz se celebre en 2019, con una inversión de Telefónica de 1.000 millones de euros.

En Alemania, Telefónica explica que la Agencia reguladora BNetzA inició un procedimiento para la asignación orientada a la demanda de nuevas frecuencias para el despliegue adicional de las infraestructuras digitales de 5G que incluyen la asignación oportuna de espectro en la banda de dos GHz que expira al final de 2020 y 2025 y espectro adicional. “Se espera una decisión sobre el procedimiento de asignación para finales de 2017 y una subasta puede tener lugar en 2018 o 2019”, explica.

Telefónica recuerda que en 2016, la CE adoptó una propuesta de directiva para el establecimiento de un Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas que podría tener implicaciones en el uso de espectro, las subastas y la renovación de las licencias. La empresa cree que la aprobación de esta regulación tendrá lugar en un año y medio.

En Latinoamérica, Telefónica afirma que en los próximos años habrá licitaciones de espectro, con posibles salidas de caja. En los procesos previstos para 2017 y 2018, México, Colombia y Argentina están el punto de mira. En México, Telefónica prevé que la subasta de espectro en la banda de 2.500 MHz tenga lugar en el tercer trimestre de 2017 y el segundo trimestre del 2018. Y recuerda que la licitación de la red mayorista para la banda 700 MHz se hizo en 2016.

En Colombia, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones ha publicado las consultas para el proyecto para subastar espectro en las bandas de 700 y 1.900 MHz. El plazo acaba el 7 de marzo. En Argentina, el Ejecutivo instruyó al regulador para que en 2017 se dicten nuevas normas que aseguren la reatribución de frecuencias del espectro para la prestación de servicios móviles o fijos inalámbricos, además de habilitar la reasignación de frecuencias previamente atribuidas a otro prestador.

Telefónica, en cualquier caso, insiste en que algunos de estos procesos de licitación de espectro no se completen, o ni siquiera se inicien. La operadora también tiene abierta la opción de adquirir espectro en el mercado secundario si hay oportunidades.

Casi 5.000 millones invertidos en cinco años

El espectro es un activo decisivo para las operadoras para ofrecer servicios estratégicos como la telefonía móvil. Sin frecuencias no hay nada que hacer. Durante los últimos cinco años, Telefónica ha destinado cerca de 5.000 millones de euros a las distintas licitaciones de frecuencias realizadas en los diferentes países en los que tiene presencia, a ambos lados del Atlántico.

Durante el pasado año, la inversión consolidada de Telefónica en adquisiciones de espectro y renovaciones ascendió a 345 millones de euros, con Perú como primer país, con 284 millones, por delante de Brasil con 48 millones, España con siete millones y Alemania con seis millones.

En cualquier caso, en 2016 Telefónica no tuvo que acudir a grandes licitaciones de espectro, tal y como había sucedido en los ejercicios anteriores.

En 2015, por ejemplo, la inversión de la teleco en espectro fue de 1.585 millones de euros, con un desembolso en Alemania de 1.198 millones. Además, destinó 48 millones a adquirir frecuencias en España, y otros 338 millones de euros por la adquisición de frecuencias en Argentina, Chile, México y Ecuador.

A su vez, la inversión de Telefónica en espectro en el año 2014 superó los 1.294 millones de euros, por las subastas realizadas en Brasil, que superaron los 889 millones, y en otros países latinoamericanos, con unas partidas conjuntas de 405 millones.

En 2013, la adquisición de espectro absorbió una inversión de 1.224 millones de euros, por la fuerte inversión realizada en Reino Unido, mientras que en 2012 alcanzó los 586 millones, por la subasta de frecuencias en Brasil, en la que el grupo español invirtió 420 millones.

Normas