Las cuentas del Ibex 35 en 2016

Ranking de los directivos mejor pagados el año pasado

Vargas, de Aena, sigue siendo el ejecutivo con menor remuneración

Ibex 35 pulsa en la foto

El año 2016 cerró con siete presidentes del Ibex que redujeron su retribución. Entre ellos figuran Ana Botín, de Santander, Antonio Brufau, de Repsol, o Francisco González, de BBVA. A la espera de conocer los ingresos de las empresas del selectivo español que todavía no han informado al mercado, hasta 12 presidentes han visto elevada su retribución.

En el lado de los consejeros delegados, han sido ocho los que han visto menguado su salario, como Jaime Guardiola (Sabadell), Ricardo Currás (Dia) y José Álvarez (Santander), mientras que otros nueve se han beneficiado de un incremento en sus emolumentos.

Entre los mejor pagados del Ibex, Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, encabeza la lista. El directivo de la constructora ingresó en 2016 15,2 millones de euros, lo que supuso en la práctica casi triplicar lo ingresado en 2015. Este importante cambio se produjo por la liquidación de un plan de remuneración a través de opciones iniciado en 2008.

El presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, fue en 2015 el ejecutivo con mayor salario del índice español. Isla, que ocupa el cargo de presidente ejecutivo del grupo textil, ingresó entonces 12,7 millones. Al no haber presentado las cuentas de 2016, la compañía gallega todavía no ha informado de su remuneración en el pasado ejercicio. La firma fundada por Amancio Ortega aprobó en julio el nuevo plan de remuneración a directivos que ligaba los ingresos a la evolución del ebit, de las ventas comparables, y de la evolución respecto a la competencia.

A falta de Isla, Ignacio Sánchez Galán, de Iberdrola, sería el segundo presidente con mayor remuneración del Ibex, con 9,35 millones, pese al recorte del 2% de un año antes. El mismo descuento que ha tenido Ana Botín, de Santander, que quedaría en tercer lugar con 7,3 millones.
En el lado opuesto se situó José Manuel Vargas, presidente de Aena, como el directivo con menores emolumentos. El primer ejecutivo del gestor aeroportuario cerró 2016 con unos ingresos de 166.000 euros, una leve subida del 1% respecto al mismo periodo del año anterior.

Consejeros delegados mejor pagados

José Álvarez lidera el ranking de los consejeros delegados que más cobraron de las empresas del selectivo. En 2016, su retribución ascendió a los seis millones, un 9% menos que la percibida un año antes.De esta cantidad, la mayor parte, 4,7 millones, corresponde a la retribución en metálico. Dentro de esta, dos millones constituyen el salario fijado por el consejo de administración. La remuneración se completa con 1,37 millones en forma de acciones concedidas.

A Álvarez le sigue de cerca Íñigo Meirás, de Ferrovial, cuya remuneración el pasado ejercicio bajó un 40%, hasta los 5,3 millones: 3,2 millones correspondientes a la retribución en metálico (1,2 millones en concepto de sueldo y 1,87 millones que constituyen parte de la retribución variable a corto plazo) y 1,9 millones por importe de las acciones otorgadas como parte del plan de pago a directivos.

En la lista de los consejeros mejor pagados no podía faltar el otro representante de los colosos del sistema financiero español. A diferencia de los dos casos anteriores, Carlos Torres si mejora las ganancias registradas el pasado ejercicio, periodo durante el cual elevó en un 16% su retribución hasta los 4,4 millones. De este importe, hasta 3,2 millones se corresponden con el dinero en metálico y los 1,18 millones a las acciones percibidas como estrategia para la remuneración a la alta dirección.

Como en el caso de José Manuel Vargas, en Aena, Marcelino Oreja, de Enagás, ocupa la posición de consejero delegado con menores ingresos, con 693.000 euros.

El pasado año fue un ejercicio de sucesiones con Isidro Fainé como principal protagonista. El que fuera presidente de CaixaBank dejó su cargo al frente de la entidad financiera el pasado mes de septiembre, cediendo el testigo a Jordi Gual. Apenas una semana después, Fainé accedió a la presidencia de Gas Natural, sustituyendo en el cargo a Salvador Gabarró. El directivo catalán ingresó 579.000 euros en CaixaBank y 800.000 en la gasística.

La otra sucesión en empresas del Ibex se ha vivido en Telefónica. César Alierta, histórico presidente de la compañía, cedió el cargo a José María Álvarez-Pallete, que hasta entonces era el consejero delegado de la compañía. Entre los cuatro meses que ejerció de segundo de la compañía y el resto del ejercicio, como presidente, ingresó 5,3 millones, menos que los 6,6 millones menos de 2015.

Para este ejercicio están previstos al menos dos cambios. La entrada de Emilio Saracho como presidente de Popular (el cambio efectivo se realizó el pasado 19 de febrero) y las modificaciones anunciadas en Grifols.El 1 de enero entró en vigor el nuevo organigrama de la compañía por el cual Víctor Grifols conserva la presidencia pero abandona sus tareas ejecutivas.A cambio, habrá dos nuevos consejeros delegados: su hijo Víctor Grifols Deu y su hermano, Raimon Grifols Roura.

Normas