Fusiones y adquisiciones

Kraft Heinz retira su oferta de 134.560 millones por Unilever

Contemplaba el pago de 50 dólares en efectivo y acciones por cada título de Unilever

Productos de Kraft y Heinz.
Productos de Kraft y Heinz. AFP

La mayor operación de la historia en el sector de la alimentación tendrá que esperar. Kraft Heinz y Unilever anunciaron este fin de semana, de manera “amistosa”, que rompían las negociaciones, después de que la empresa angloholandesa rechazara una oferta de más de 134.000 millones de euros. Este anuncio hizo que Unilever cayera en Bolsa un 7,31%.

Pese al importante retroceso de ayer, la empresa angloholandesa no cedió tanto como había ganado el pasado viernes, cuando se hicieron públicas las negociaciones y el rechazo a la primera propuesta. Entonces se apuntó un incremento del 13,43% en su valor. Los analistas señalaron ayer que este desfase entre el crecimiento del viernes y la caída del lunes se produjo porque, aunque se hayan dado por rotas estas negociaciones, Unilever puede ser foco de nuevas operaciones en el futuro.

El fiasco del acuerdo podría llevar a Unilever a una mayor presión por parte de sus accionistas para lograr mayores márgenes que impulsen el crecimiento. “Unilever necesita demostrar que puede dar crecimiento sólido en el beneficio”, advirtió un analista de Berenberg.

En este sentido, Barclays apuntaba ayer que “no sorprendería” que la compañía optara por dividirse en dos empresas, separando su negocio de alimentación del de productos de cuidado personal y para el hogar. De esta forma, permitiría estrategias diferenciadas para dos actividades con velocidades de crecimiento diferenciadas. La alimentación creció apenas un 2,4% en cinco años, suponiendo el 43% del balance, mientras que el resto creció por encima del 6%, debido a su mayor presencia en mercados emergentes.

En la misma línea se movía Bloomberg ayer, señalando que la actual coyuntura podría dar por finalizada la unión de un proveedor inglés de jabón y un fabricante holandés de margarina sellada en 1929.

Adquisición de algunas marcas

Esta división facilitaría la participación por parte de Unilever en nuevas operaciones de fusión y adquisición. Una de ellas podría incluso estar protagonizada por la propia Kraft Heinz. “La empresa podría dar la bienvenida a algunas o todas las marcas de alimentación de Unilver”, según Martin Deboo, analista de Jefferies.

Por su lado, los expertos también señalaron que el anuncio de la oferta millonaria por parte Kraft, controlada por Warren Buffet y el fondo brasileño 3G, evidencia el apetito inversor de una compañía surgida a su vez de una fusión, en 2015, valorada en 55.000 millones. En el pasado se ha señalado el interés de 3G por incrementar su fuerza en el negocio de la alimentación con nuevas marcas que abrieran vías de crecimiento. Entre los posibles objetivos se señalaba a Mondelez, General Mills o Kellog’s.

En el caso de Unilever, los expertos señalaron que la imposibilidad de un acuerdo amistoso fue lo que frenó el interés de Kraft. La empresa reconocía este domingo a través de un portavoz que “nuestro interés se hizo público demasiado pronto”, a lo que añadió que el rechazo por parte de Unilever demostró que “lo mejor era dar un paso atrás pronto para enfocarse en los planes de cada compañía”.

Normas