Editorial

Viva la competencia en la distribución

El último informe de Kantar Worldplanet sobre la actividad de la distribución comercial revela cierto estancamiento de la demanda, pero también una feroz competencia entre las compañías más dinámicas del sector, que se intensifica en las nuevas líneas de negocio abiertas en los últimos años para acaparar crecientes cuotas de mercado. Mercadona ha logrado en 2016 retener el liderazgo con casi el 23% de la cuota de mercado, a mucha distancia de Día, Carrefour, Eroski o Lidl, y ha logrado marcar la tendencia en la distribución alimentaria, absorbiendo líneas de negocio que antes estaban en manos de los mercados tradicionales, fundamentalmente la venta de frescos. La posición de Mercadona tiene un mérito doble puesto que se trata de una compañía enteramente nacional que compite contra gigantes multinacionales, y a la que el traje parece empezar a quedársele pequeño para crecer.

En esta bendita competencia abierta en paralelo al descenso de la capacidad de compra de los hogares por la crisis, las empresas han estrechado los márgenes, han reinventado líneas completas de productos, han movilizado los formatos de venta espoleados por la irrupción de internet y se han convertido en una de las actividades más dinámicas de la economía en el último decenio, marcando las tendencias para otras actividades.

Normas