Piaggio Gita
Este robot es un carro de la compra autónomo que te sigue allá donde vas Ampliar foto

Este robot es un carro de la compra autónomo que te sigue allá donde vas

Sin ninguna duda la próxima década será la que albergue la revolución de los vehículos autónomos, la de la consolidación de una nueva forma de entender el transporte, ya no sólo por carretera, sino personal. Si debemos irnos preparando para ver en las carreteras vehículos sin conductor, no menos chocante va a ser ver en las calles de nuestras ciudades robots en forma de pequeños vehículos autónomos que nos van a hacer la vida mucho más fácil y los paseos mucho más entretenidos. El concepto de carro de la compra o similar va a sufrir un cambio radical con la llegada de los primeros vehículos personales autónomos que serán capaces de seguirnos cargados con nuestra compra, mientras nosotros paseamos tranquilamente.

Piaggio Gita, la nueva revolución del transporte personal

Al menos eso es lo que piensan desde la firma italiana, que ha diseñado y ya está en disposición de producir un curioso robot que se convertirá en nuestro asistente a la hora de transportar nuestros objetos por la calle. En un momento que el tradicional carro de la compra se ha extinguido casi por completo, este nuevo robot de Piaggio llega para revolucionar este sector y ofrecer una alternativa de transporte personal autónoma.

Como podéis ver este Piaggio Gita es un robot de forma circular, que cuenta con dos ruedas incrustadas en su cuerpo de las que sólo vemos sobresalir el neumático, tan fino como el de una bicicleta. Su altura es de 66 centímetros e incluye una tecnología que le permite evitar los obstáculos con los que se encuentre en la calle y puede transportar una mercancía de hasta 18 kilos de peso. Uno de los aspectos más interesantes es que no sólo nos puede seguir a pie, sino incluso si vamos en bicicleta, ya que es capaz de moverse a una velocidad de hasta 35 kilómetros por hora, velocidad suficiente para seguirnos tras la bici.

Desde luego son muchas las aplicaciones que se le pueden dar a este robot, pero sin duda la más socorrida es la de llevarnos la compra plácidamente sin que tengamos que cargar con ella, paseando tranquilamente mientras este Piaggio Gita nos sigue sin necesidad de interactuar con él. O para transportar algunos objetos pesados entre dos localizaciones en la ciudad, en fin son muchos los usos que se le podrían dar. De momento Piaggio va a comercializarlo para empresas, y en un futuro no muy lejano es posible que comencemos a ver a estos robots por la calle acompañando a sus “amos” domésticos.

Normas