Telecomunicaciones

Orange inyecta 50 millones en la nueva filial mayorista de fibra

La división gestiona los acuerdos para compartir redes

orange
Sede de Orange España en La Finca, en Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Los cambios reorganizativos introducidos por Orange Espagne a finales de 2016 ya están en marcha. Así, la nueva filial Orange España Comunicaciones Fijas, creada por la teleco para la gestión del segmento mayorista en la banda ancha fija y la fibra óptica, ya ha iniciado sus operaciones. En su despegue, la división nace con un capital social inicial de 50 millones de euros.

La empresa tiene como objeto social el desarrollo, implantación, gestión, prestación, comercialización, distribución y explotación de los servicios de comunicaciones electrónicas mayoristas fijas. El socio único es la propia Orange Espagne, con su consejero delegado, Laurent Paillassot como representante.

En este sentido, Orange España Comunicaciones Fijas ha agrupado los distintos activos del área de actividad mayorista de telefonía fija de la operadora. Con su creación, Orange ha traspasado a esta división las infraestructuras del negocio mayorista de fijo que hasta ahora formaban parte de la propia matriz española.

De esta forma, la nueva sociedad se ha convertido en la propietaria de todos los activos de fibra óptica y del resto del negocio fijo de Orange en España. El objetivo es la mejora de la flexibilidad en las operaciones para acometer los proyectos de despliegue de fibra.

En este caso, Orange ha sido muy ambiciosa. La teleco, que en 2015 adquirió Jazztel, cerró el tercer trimestre con nueve millones de hogares pasados con su fibra, y su objetivo estratégico es llegar a 14 millones en 2019.

Además, Orange ha dado una gran relevancia al negocio mayorista en su estrategia de crecimiento en España, a través de los acuerdos de coinversión en el despliegue de fibra óptica. Así, entre otras iniciativas de relevancia, la compañía cerró un acuerdo con MásMóvil a final de 2016 para compartir infraestructuras, tanto en el ámbito fijo como en el móvil. De igual forma, Orange busca un acuerdo similar con Euskaltel.

La empresa nace con 193 empleados

La nueva Orange España Comunicaciones Fijas ha nacido con una plantilla de 193 empleados, que fueron transferidos desde la matriz el pasado 1 de enero. La mayoría, un total de 173, tienen como sede los centros de Madrid, mientras que el resto se reparte entre Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga y Sevilla.

Orange Espagne, que recientemente llegó un acuerdo para extender el convenio colectivo de la plantilla durante dos años más, acordó mantener los mismos derechos y condiciones laborales y sociales a los trabajadores de la nueva división que al resto de los empleados.

En su comunicación a la plantilla sobre los cambios, la empresa señaló que otros competidores como Telefónica y Vodafone están llevando a cabo movimientos similares.

Normas