Breakingviews

En 2017, más tecnológicas y menos Europa

Nuestros lectores hacen sus predicciones: apuestan por Amazon y temen por la moneda única

Jeff Bezos, CEO de Amazon.
Jeff Bezos, CEO de Amazon.

Comprar acciones de Amazon, reducir empresas europeas, y no descartar aún el automóvil familiar. Esas tres ideas surgen de nuestra segunda encuesta anual a los lectores de Breakingviews, realizada en eventos celebrados en Nueva York, Londres, Hong Kong y Singapur, a propósito de nuestras Predicciones 2017. Si la encuesta del año pasado sirven de referente, los pronósticos de nuestros seguidores merecen ser escuchados.

Cada año, desde hace más de una década, publicamos una colección de artículos sobre qué esperar en el próximo año en los mercados globales, las economías y las empresas. Nuestros lectores también tienen puntos de vista, y como nosotros, pueden acertar o fallar. En 2016 predijeron que las acciones tecnológicas superarían a otros sectores, por ejemplo. Al final, el índice Nasdaq Composite estuvo ligeramente por debajo del S&P 500. Y sólo el 18% de ellos imaginaron la victoria de Donald Trump. Pero acertaron con el del petróleo y dijeron, sabiamente, que las acciones irían mejor que la mayoría de otros tipos de activos.

Para 2017, les pedimos que fueran más precisos que hace un año. En lugar de sectores, se les pidió que seleccionaran acciones específicas que piensan que irán bien o mal en un año de negociaciones sobre el brexit, elecciones en todo el continente europeo y la entrada de Donald Trump en la Casa Blanca.

Nuestros lectores hacen sus predicciones para el año: apuestan por Amazon y temen por la moneda única

Una vez más, las acciones tecnológicas encabezaron la lista de los invitados de Nueva York, con Amazon destacando por encima de las demás: Alphabet, Alibaba, Tesla Motors y Apple. El gigante del comercio electrónico dirigido por Jeff Bezos ganó un 13% en Bolsa el año pasado. Curiosamente, la emergente y aún no cotizada Uber también fue una de las favoritas.

Por el lado negativo no emergió un consenso claro, aunque varios minoristas hicieron triste aparición. Dos encuestados dijeron que Sears, los problemáticos grandes almacenes controlados por el gestor de hedge funds Edward Lampert, será un gran perdedor. En un desastroso 2016, las acciones de la empresa, valorada en 940 millones de euros, perdieron la mitad de su valor.
Los asistentes al panel de discusión de Londres creen conveniente reducir la cadena de ropa Next y el minorista Marks & Spencer, junto a firmas financieras como Deutsche Bank, la LondonStock Exchange, HSBC y Lloyds Banking. Uno de los encuestados predijo que Uber haría mal saliendo a Bolsa.

Hubo una opinión casi unánime de que Estados Unidos representaba el país más atractivo para invertir en este momento, en parte debido a la previsión de un mayor crecimiento y de más inversiones en infraestructura. Canadá, Reino Unido e India recibieron muchos votos de confianza, seguidos por China, Colombia, Nigeria, Vietnam, Alemania y, en un caso, Irán.

Tienen confianza en EE UU para 2017, pero predicen una recesión dentro de uno o dos años

Eso fue coherente con la respuesta a una pregunta sobre cuál de los siguientes desaparecería primero: el automóvil familiar, el supermercado, la zona euro, la televisión y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta). La más votada fue la moneda única, por delante de Nafta y la televisión, que empataron en segundo lugar.

Al pesimismo en torno a Europa, donde los votantes de Francia, Holanda y Alemania se dirigirán este año a las urnas, se unió la preocupación por la economía de Estados Unidos más adelante. Cuando se les preguntó en qué año afectará la recesión a EE UU, 2019 fue elegido por el doble de encuestados que 2018, con alguna mención a 2020 o después. Mucho antes de que Trump fuera elegido, en Breakingviews también habíamos defendido que el cuadragésimoquinto presidente de los EEUU tendría que enfrentarse a una recesión.

Un par de lectores, cuando se les pidió que dieran una predicción concreta, sugirieron que el nuevo presidente no tendrá que preocuparse por la campaña para conseguir un segundo mandato. “Trump sufrirá un proceso de destitución (impeachment) en agosto a más tardar”, escribió uno. Otro predijo un intento de asesinato contra Trump, pero también que afortunadamente “fallaría”.

Nuestros lectores de EE UU fueron un poco más optimistas que sus contrapartes de Asia y Reino Unido –ninguno de ellos seleccionado científicamente–, afirmando con confianza que el año en curso traerá “innovación”, una “recuperación financiera”, un dólar fuerte y crecimiento. Ahí queda su optimismo.

Normas