Emprendedoras

Camisetas en rojo piruleta para adictas a la moda

En apenas dos años, Yomara del Potro y Arantxa Molero han conseguido hacerse un hueco en el mercado de los diseños exclusivos. El proyecto nació con menos de 50.000 euros

Arantxa Molero y Yomara del Potro, fundadoras de Rojopiruleta.
Arantxa Molero y Yomara del Potro, fundadoras de Rojopiruleta. Cortesía

Por amor al arte o, más precisamente, a la moda, Yomara del Potro y Arantxa Molero se pusieron manos a la obra para hacer realidad su sueño. Así, en 2015 nació Rojopiruleta, una marca de camisetas y sudaderas para mujeres que buscan originalidad y quieren escapar –al menos por un momento– de las prendas clónicas y de las cadenas de fast fashion.

“Venimos del mundo de la sanidad y ya teníamos nuestras profesiones encauzadas (Del Potro es enfermera y Molero odontóloga), pero compartíamos la pasión por la moda y nos encantaba buscar prendas diferentes y acordes a nuestros gustos”, recuerda la fundadora. Tras viajes a Estados Unidos, explorando otras marcas menos conocidas aquí en Europa, comenzaron a crear sus propios diseños apostando fuerte, además, por la producción respetuosa y libre de tintes nocivos para el medio ambiente.

Se centraron en las camisetas “por ser una prenda versátil, sencilla, con muchas posibilidades y adaptable a todos los estilos”, cuenta la empresaria. “Según con qué la combines, hoy en día una camiseta es acorde para ir a una reunión de trabajo o para vestir más informal”, explica. Además, a través de sus diseños podían expresarse y lanzar mensajes positivos, esencia de la marca.

Cuenta la emprendedora que “poco a poco, hemos ido añadiendo a nuestras colecciones de invierno prendas más abrigadas, como sudaderas. En verano solemos incluir algún vestido”, pero sin perder nunca su identidad de marca. “También teníamos claro que debían ser tallas para todos los cuerpos y todas las mujeres, desde la 38 a más allá de la 46”, precisa. Por eso, en su catálogo impera la talla única o, como mucho, dos tallas a elegir (pequeña-mediana o pequeña-grande), huyendo de los odiosos estereotipos de mujer. 

Producción

“Al principio queríamos que nuestras colecciones fueran 100% españolas, tanto en diseño como en confección, impresión…”, afirma Del Potro. Sin embargo, las dificultades que han encontrado en la creación de las prendas “nos ha obligado a contar con proveedores también en Portugal”, añade. “En ocasiones, los fabricantes textiles españoles no pueden realizar lo que les pedimos: lavados de la prenda, tipo de tintes o decoraciones como tachuelas, así que hemos buscado los mejores proveedores lo más cerca posible de casa”, señala.

Rojo Piruleta
Sudadera de Rojo Piruleta. Cortesía

“Somos muy exigentes en cuanto a la calidad de nuestras camisetas: algodones puros, lavados y desgastados exclusivos e impresión de estampados artesanales que hace que ninguna de nuestras camisetas sea igual a otra”, apunta la creadora. “Sabemos que ponernos el listón tan alto, en cuanto a calidad y exclusividad, encarece los precios, pero es algo aceptable cuando buscas vestimenta original”, precisa. A pesar de todo, han logrado que ningún producto de Rojopiruleta supere los 100 euros.

La marca comenzó con cerca de 50.000 euros que aportaron las socias de sus ahorros personales. “Nunca hemos querido pedir préstamos ni hemos accedido a ayudas públicas, pero en estos momentos nos encontramos en un punto de inflexión en cuanto a crecimiento”, indica Del Potro. Quizá, en unos meses tengan que dar ese paso necesario para el crecimiento de toda empresa. De momento, todos los beneficios van a parar a la mejora de sus procesos y al crecimiento de la firma.

Rojopiruleta vende a través de su tienda online en toda España, pero están también presentes en multitud de establecimientos físicos multimarca. “Nuestras colecciones se pueden adquirir en las tiendas Nac de Madrid, así como en puntos estratégicos de venta de moda como son los centros comerciales Zielo de Pozuelo de Alarcón o el Sexta Avenida de Majadahonda”, ambos en Madrid, refiere la emprendedora. Además, están presentes en tiendas de Cantabria, Asturias y Cádiz.

“Sabemos que nuestra compradora es una mujer de entre 30 y 45 años, a la que le gusta mucho vestir bien”, comenta Del Potro. Desde su nacimiento en 2015 han vendido más de 2.500 prendas, ninguna de ellas igual. “Trabajamos muchísimo en las redes sociales, ya que es ahí donde se mueve todo lo relacionado con la moda”, destaca.

Arantxa Molero y Yomara del Potro, se esfuerzan en conseguir que sus camisetas lleguen a influencers y bloggers especialistas, quienes ya han sucumbido a sus encantos. Entre sus próximos retos está crear una pequeña línea de bañadores y bikinis y añadir a su catálogo prendas unisex para vestir a más gente.

Y además, solidarias

Desde finales de 2016, Rojopiruleta colabora con la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder) a través del diseño y la venta de la camiseta modelo Macarena en color antracita.

Una parte de los beneficios irá destinados a la fundación y ayudará a mejorar la calidad de las familias que conviven con patologías raras. La iniciativa continuará hasta que se agoten las existencias.

Normas