Propuesta del Gobierno

Las elecciones alemanas se celebrarán el 24 de septiembre

Elecciones alemanas
La canciller alemana, Angela Merkel.

El Consejo de Ministros alemán ha aprobado esta mañana la fecha del 24 de septiembre como la escogida para la celebración de elecciones generales. Una fecha marcada en rojo en el calendario de la Comisión Europea, sobresaltada tras la victoria del sí en el referéndum celebrado en junio en el Reino Unido para decidir si se desvinculaba de la UE y tras el triunfo de Donald Trump en las presidenciales de EE UU de septiembre.

La fecha, propuesta por el ministro del Interior, Thomas de Maizière, en consenso con los dieciséis estados federados, debe ser aprobada ahora por el presidente alemán, Joachim Gauck. Según el artículo 39 de la Ley Fundamental alemana, los comicios deben celebrarse mínimo 46 y máximo 48 meses después del inicio de la legislatura y en domingo o festivo nacional.

El último sondeo de enero realizado otorga un 36% de voto a Merkel, el mismo que en la anterior consulta

La cita electoral servirá para medir el apoyo de la población a Merkel, muy castigada por la gestión de la crisis de los refugiados, más aún después del atentado de Berlin de las pasadas navidades, y también muy criticada por el presidente electo de EE UU, Donald Trump. Antes de esa cita, Bruselas también estará muy atenta a las presidenciales de Francia (la primera vuelta está prevista para el 23 de abril y la segunda, si es necesaria, el 7 de mayo) en las que el actual presidente, Francois Hollande, no se presentará, y en la que la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, gana muchos enteros para llegar con posibilidades a la segunda vuelta.

Mientras la canciller confirmó ya en noviembre pasado que se presentará a la reelección para el que sería, de ganar los comicios, su cuarto mandato, los socialdemócratas tienen previsto esperar al 29 de enero para anunciar oficialmente quien será su candidato, aunque en los medios se apunta al líder del SPD, el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel.

Según el último barómetro político de la televisión pública ZDF del pasado 13 de enero, si el pasado domingo se hubieran celebrado elecciones la unión conservadora de CDU y CSU liderada por Merkel habría sido la opción más votada, con el 36 % de apoyos y sin perder respaldo respecto al anterior sondeo. Detrás de la unión de cristianodemócratas (CDU) y socialcristianos bávaros (CSU) se situarían los socialdemócratas del SPD, con el 21 % de los votos, con un punto menos que en el anterior barómetro. La formación radical de derechas Alternativa para Alemania (AfD) se colocaría, con un 13 % de apoyos y ganando un punto, como tercera fuerza más votada, seguida de los verdes, que se mantienen en el 10 %. La quinta fuerza más votada sería La Izquierda, que pierde un punto hasta el 9 % de apoyos, mientras que los liberales del FDP sumarían un 6 % de los votos, un punto más respecto al anterior sondeo. El resto de partidos sumarían conjuntamente el 5 % de los votos. EFE

 

Normas