Crónica de los mercados

El miedo a un brexit duro y la banca lastran al Ibex

El Ibex 35 pone a prueba los 9.400 puntos

Ibex 35 Ampliar foto

Quedan dos meses para que empiecen las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE, pero los inversores empiezan a ponerse nerviosos. El detonante en esta ocasión es la comparecencia que mañana realizará la primera ministra británica Theresa May. Se espera que en el discurso, la responsable de encauzar el brexit esboce las líneas maestras de su proyecto. Las filtraciones que se han ido conociendo en los últimos meses están más próximas a la postura inicial de un brexit duro que a la opción de un abandono progresivo y menos rupturista.

Con esta idea sobrevolando los mercados, la libra volvió a la ser la gran protagonista de la jornada al registrar nuevo mínimos. Al cierre de los mercados europeos la divisa británica caía un 1% y se cambiaba a 1,20 dólares.Sin embargo, a lo largo de la sesión la moneda de Reino Unido llegó a caer a los 1,19 billetes verdes y continúa anclada en niveles de 1985.En su cambio respecto a la moneda única, la libra cae a los 0,87 euros. Ángel Pérez, analista de Renta 4, sostiene que en el mercado existe una gran disparidad entre los que creen que May aplicará un brexit duro y los que se inclinan por una segregación más suave. Analizando lo acontecido en el Viejo Continente, “parece que la primera opción gana adeptos”, apunta.

IBEX 35 9.512,20 -0,01%
EUR x GBP 0,8953 0,034%

MartinArnold, analista de ETF Securities, sostiene que a lo largo de 2017 la libra se estabilizará. “El brexit duro no es nuestro escenario principal. Esperamos una solución intermedia”, señala.Esto no impedirá momentos de volatilidad ligados a los discursos que pronuncie la premier británica.

Los descensos registrados por la libra y la incertidumbre que rodea al mercado, en una semana en la que May compartirá el protagonismo con la reunión del BCE y la investidura de Donald Trump, se dejaron sentir sobre la Bolsa. El Ibex 35 cedió un 1%, llegando a poner en peligro los 9.400 puntos.

La banca fue la encargada de liderar los descensos. Pérez considera que las caídas registradas por las entidades obedecen a un proceso de consolidación después del rally experimentado en las primeras semanas del año ante las expectativas de subida de tipos a largo plazo. Junto al sector financiero, las cotizadas que peor lo hicieron fueron aquellas con exposición a Reino Unido como IAG (2,3%)y Ferrovial (-1,5%). En el caso de Grifols (-1,9%) los descensos responden a la caída que impera en el sector farmacéutico después de las advertencias lanzadas por Donald Trump en su primera rueda de prensa tras las elecciones.

En el resto de Bolsas europeas la tendencia bajista fue la norma imperante. El Mib italiano se convirtió en el farolillo rojo del Viejo Continente al caer un 1,17%, arrastrado por los retrocesos del sector bancario y la rebaja del rating de DBRS a Italia el pasado viernes. Le siguieron de cerca el Euro Stoxx (-0,9%), elCac francés (-0,82%) y el Dax alemán (-0,64%).El FTSE británico, que durante gran parte de la sesión se mantuvo en positivo, no logró aguantar la presión y concluyó con una bajada del0,15%. Pese al desconcierto que reina sobre la manera en que se desarrollarán las negociaciones, los nuevos mínimos de la libra continúan sirviendo de gasolina a unas empresas de fuerte perfil exportador como son las cotizadas que componen la Bolsa británica. 

Conforme avance la semana, los resultados empresariales en EEUU acapararán la atención de los inversores. El departamento de análisis de LinkSecurities considera que en esta ocasión las expectativas son muy elevadas. “En conjunto los analistas esperan un crecimiento interanual de los beneficios de las compañías que integran el S&P 500 del 4,5%”, sostienen. La semana cerrará con la toma de posesión de Trump. Ángel Pérez espera que se trate de un acto institucional, aplazando las reformas para más adelante. En la misma línea se mueven los expertos de Link que creen que el Ejecutivo estadounidense se tomará su tiempo para implementar las reformas y no será hasta 2018 cuando se noten los efectos.

En el mercado de renta fija domina la tranquilidad.El bono español a diez años cerró en el 1,43% mientras el bund alemán concluyó en el 0,32% frente al 0,33% previo. La prima de riesgo, por su parte, repuntó un punto básico, hasta los 110.

Normas