Aerolíneas

Las ‘low cost’ elevan la presión a IAG en vuelos largos de bajo coste

La islandesa Wow se suma a Eurowings y Norwegian con ofertas extremas a América

vuelos low cost
Skúli Mogensen, fundador, CEO y único propietario de la aerolínea islandesa WOW Air.

Crece la presión en el saturado espacio aéreo del Atlántico Norte, donde el holding IAG se juega buena parte de su negocio. La low cost islandesa Wow ha sorprendido con el anuncio de vuelos a Estados Unidos a partir de 70 euros. El salto de esta low cost con presencia en España (Alicante, Barcelona, Gran Canaria y Tenerife) se producirá, por el momento, desde las ciudades británicas de Bristol y Edimburgo, la capital sueca de Estocolmo y la danesa Copenhague, hacia Los Ángeles o San Francisco. El cliente paga precios nunca vistos por su billete y una botella de agua en ruta, e incrementa la factura si opta por llevar maleta o comer durante el viaje. Aún así, las tarifas son difíciles de batir.

Toda una vuelta de tuerca al mercado en plena ofensiva de las aerolíneas de bajo coste Eurowings (grupo Lufthansa) y Norwegian, y cuando la citada IAG y Air France están decididas a pelear cuerpo a cuerpo por mantener su predominio en las rutas de larga distancia incluso en el segmento más económico.

Las ‘low cost’ elevan la presión a IAG en vuelos largos de bajo coste

“Es lógico que los grandes grupos de bandera se vayan sumando a esta estrategia, como ya han hecho en el corto y medio radio, con la creación o utilización de filiales low cost, con la ventaja de que pueden aprovechar sus redes en destino u origen para conectar adecuadamente a sus viajeros low cost de largo radio”, explica David Höhn, socio responsable de Transporte de KPMG en España, “por el contrario, los grupos de referencia en el bajo coste parecen querer mantenerse en el corto y medio radio, donde les ha ido muy bien, y adoptar una estrategia de acuerdos para ofrecer conexiones a compañías de largo”, añade.

Y es que la otra gran amenaza para las aerolíneas que viven de cruzar el Atlántico está en pactos como los que Ryanair ultima con Norwegian para llenar sus vuelos de largo radio. La firma irlandesa también está en conversaciones con Aer Lingus, de IAG, para servirle de alimentador de los vuelos transatlánticos.

Las ‘low cost’ elevan la presión a IAG en vuelos largos de bajo coste

Ryanair ha superado en 2016 a Lufthansa como mayor compañía aérea europea por número de pasajeros, con 117 millones frente a 109,7 millones. Una circunstancia, la de una aerolínea low cost liderando los cielos europeos, que hace unos años se veía tan imprevisible como el que las compañías de bandera se vieran inmersas en una batalla de estas dimensiones en los grandes vuelos.

A la hora de pelar céntimo a céntimo el precio de los billetes, IAG trabaja para estrenar este verano y desde el aeropuerto barcelonés de El Prat su primera experiencia en lo que llama “largo radio de nueva generación”. Podría ser con una nueva marca, pero en el mercado gana enteros la candidatura de Aer Lingus, en plena campaña de contrataciones, por operar la nueva línea de negocio del conglomerado que dirige Willie Walsh. Mientras, la plantilla de Iberia, comenzando por el sindicato de pilotos Sepla, dice estar dispuesta a competir por el low cost hacia América y Asia desde el aeropuerto catalán. La única condición que pondrían los sindicatos es que la producción se quedara dentro de la propia Iberia, donde los convenios firmados en 2014 hicieron que la compañía diera un importante salto en eficiencia. IAG pretende tener billetes a la venta entre febrero y marzo para abrir operaciones en junio. Los primeros destinos en análisis son Los Ángeles, San Francisco, Buenos Aires, Santiago de Chile, La Habana y Tokio.

Ryanair ultima acuerdos como alimentadora de vuelos de largo radio

El denominador común de las ofertas de Eurowings, Wow o Norwegian para el público español está en la necesidad de hacer escala. Pero la noruega tiene anunciados ya vuelos directos desde El Prat hacia Nueva York, San Francisco, Los Angeles y Miami.

Con Lufthansa metida de lleno e IAG entrando, el otro gran conglomerado europeo, Air France-KLM, negocia con los sindicatos poner en marcha una aerolínea más barata para el medio y largo radio dentro del plan Trust Together lanzado en noviembre.

El experto de KPMG recuerda que el fenómeno de las grandes del largo radio replicando modelos low cost ya se da entre los mercados asiático y australiano. En el caso de Air France se trata, principalmente, de responder a la presión de las aerolíneas del Golfo en mercados “hipercompetitivos” principalmente de Asia. Esta permitirá recuperar rutas abandonadas por su escasa rentabilidad, conservar otras amenazadas con el cierre y abrir nuevos destinos.

El díficil paso de Air France

Air France se ha instalado en la discreción, en todo lo que toca a su estrategia en el largo radio de bajo coste, a la vista de las resistencia internas. El grupo pretende dotar a su futura filial con diez aviones de largo alcance hasta 2020 y que esta opere un tercio de las nuevas rutas. Así, recibiría los nuevos A350 pedidos para 2019 y se nutrirá de pilotos voluntarios de la matriz. Eso sí, contratará azafatas con sueldos más bajos.

La dirección baraja convertir la firma de costes bajos en un laboratorio de producto, tecnología, oferta gastronómica y métodos de trabajo. Sus aviones no ofrecerán primera clase, aunque sí una business recortada.

Normas