Mercado inmobiliario

Colonial se refuerza en Francia con la compra de un edificio de oficinas por 165 millones en París

Adquiere un inmueble en el centro de la capital francesa a la aseguradora SMA

Colonial se refuerza en Francia con la compra de un edificio de oficinas por 165 millones en París

Grupo Colonial ha cerrado, a través de su filial francesa SFL, la compra de la sede histórica en París de la aseguradora SMA por 165 millones de euros. El inmueble se encuentra en una ubicación prime, según ha informado la empresa catalana, en 112-122 Avenue Emile Zola, en el centro del distrito 15 de la capital francesa. 

El inmueble tiene una superficie de aproximadamente 21.000 metros cuadrados, y fue construido en el año 1966 sobre una parcela de 6.300 metros cuadrados con zonas verdes. La intención de SFL es reformar el edificio, igual que ha hecho en los últimos meses con varios inmuebles en París y Madrid. SMA se mudará a una nueva sede en el cuarto trimestre de 2017.

Colonial y su filial SFL cuentan con una cartera de inmuebles de 850.000m² sobre rasante y un valor de activos bajo gestión de casi 8.000 millones de euros. La empresa catalana actualmente se encuentra en un proceso de estudio sobre si se transforma en socimi, tras los cambios fiscales del Gobierno en el Impuesto de Sociedades.

Tras la venta de casi toda la participación del Grupo Villar Mir en la inmobiliaria, Qatar Investment Authority (QIA) se ha convertido en el mayor accionista de la compañía, con un 13% del capital. Además, Colonial controla alrededor de un 15% de Axiare, un movimiento corporativo que conllevó una reacción defensiva de la propia socimi, al considerar a la empresa catalana como un rival directo.

El grupo reestructurará el inmueble parisino "para transformarlo en uno de los mayores complejos de oficinas en el centro-oeste  de la capital francesa", según Colonial. La empresa presidida por Juan José Brugera, también presidente del Círculo de Economía, asegura que con esta compra "consolida su estrategia de creación de valor inmobiliario, confirmando el liderazgo en el mercado de oficinas prime de Paris y ofreciendo a sus actuales y futuros clientes el mejor entorno de trabajo para desarrollar su negocio y atraer talento"

Esta adquisición, dentro de lo que Colonial denomina prime factory, es decir, comprar, rehabilitar y poner en el mercado nuevos edificios de oficinas en Barcelona, Madrid y París. “Nuestro objetivo es realizar un proyecto Alpha II en línea con el proyecto ejecutado el año pasado. Esta operación supone un primer paso y se enmarca en esta estrategia general”, resalta Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial. Alpha fue un proyecto de la inmobiliaria en 2016 con el que creció tanto en inmuebles, por ejemplo la adquisición de la sede madrileña de IBM, como en nuevos accionistas, en el que se dio entrada al grupo Finaccess.

La inmobiliaria invirtió 579 millones en adquisiciones en 2016, incluyendo el paquete de acciones de Axiare. Un año antes, había destinado otros 499 millones en compras. Brugera adelantó a este diario que para los próximos dos años, Colonial cuenta con caja suficiente para desembolsar otros 1.000 millones.

Colonial, a través de SFL, disponía antes de esta compra con 20 activos en la capital francesa, y ha reformado alguno, como el edificio In/Out, alquilado a la OCDE, y #Cloud-París, donde se ubican Exane y Blablacar.

Normas