Distribución téxtil

La cadena de ropa Blanco no pagará más a su plantilla

Comunica a los sindicatos que no puede abonar ni salarios ni indemnizaciones

Blanco

La sociedad que gestiona en la actualidad Blanco, Global Leiva, actualmente en concurso de acreedores, no se hará cargo de los salarios ni de las indemnizaciones de los cerca de 800 trabajadores que aún mantiene la compañía, han informado hoy a Efe fuentes sindicales.

Así, los empleados de Blanco, abocados a un expediente de regulación de empleo (ERE), deberán recurrir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que avala el pago de indemnizaciones y salarios a los trabajadores de empresas insolventes o en concurso.

En noviembre, Blanco (Global Leiva) presentó concurso de acreedores y en diciembre puso en marcha el proceso para cerrar sus 102 tiendas y despedir a sus entonces 818 trabajadores (de los que han causado baja unos 30 en las últimas semanas).

Sindicatos y compañía han mantenido hoy una reunión que ha finalizado sin acuerdo y en la que los primeros pretendían que Blanco se hiciera cargo tanto de los salarios adeudados como de las indemnizaciones de los empleados afectados.

Según la misma fuente, los primeros despidos se producirán en la primera quincena de febrero y sólo se mantendrán abiertas unos meses unas seis tiendas con el objetivo de liquidar las existencias que aún mantiene la compañía.

Estos planes deberán ser, no obstante, aprobados por el juez concursal y las autoridades laborales.

En 2014, Blanco salvó el concurso de acreedores tras ser comprada por Alhokair, que posteriormente traspasó la propiedad a Global Leiva, que está en manos del fondo dubaití AC Modus

Normas