Industria farmacéutica

Grifols inicia la refinanciación de 5.955 millones deuda

Nomura, Bank of America, Goldman Sachs y HSBC se encargan de la operación y aseguran el préstamo sindicado

Desde la izquierda, Víctor Grífols Deu y Raimon Grifols, consejeros delegados, y Victor Grífols, presidente no ejecutivo de Grifols.
Desde la izquierda, Víctor Grífols Deu y Raimon Grifols, consejeros delegados, y Victor Grífols, presidente no ejecutivo de Grifols.

El laboratorio catalán Grifols, cotizado en el Ibex 35, comunicó este martes a la CNMV que ha iniciado el proceso de refinanciación de 6.300 millones de dólares (5.955 millones de euros) de deuda. En la operación estará incluida también la renegociación del préstamo obtenido recientemente, por un montante de 1.615 millones de euros, para adquirir la división de diagnóstico de la estadounidense Hologic.

Como adelantó Cinco Días, la compañía catalana busca abaratar las condiciones de su deuda, aprovechando el contexto de tipos de interés en niveles mínimos. La empresa avanzó que como aliados en esta operación tendrá a Nomura, Bank of America Merrill Lynch, Goldman Sachs y HSBC, que además de buscar entidades financiadoras aseguran el monto del futuro préstamo sindicado.

El objetivo de la dirección de Grifols es acercarse a las condiciones que consiguió del banco Nomura en el crédito de 1.615 millones que obtuvo, con un plazo a siete años, para la adquisición de Hologic. Este crédito cuenta supone un coste de euríbor más 250 puntos básicos.

Desde Grifols se considera que deberían ser capaces de refinanciar su actual deuda con unas condiciones aún mejores a las ofrecidas por Nomura. Actualmente, la media del coste del endeudamiento de la compañía cotizada en el Ibex 35 es de euríbor más 350 puntos básicos.

Se queda fuera de la operación la financiación de alrededor de 950 millones en bonos. Su vencimiento llega hasta 2022 y devengan un interés anual del 5,25%.

La nueva dirección

Se tratará de la primera operación financiera de los nuevos primeros ejecutivos de Grifols. La empresa barcelonesa estrenó el pasado 1 de enero una dirección colegiada, conformada por dos consejeros delegados: Víctor Grífols Deu (representante de la cuarta generación de la familia que controla el 36,4% del capital) y Raimon Grifols Roura, hermano del actual presidente.

Al anunciar la operación con Hologic el pasado diciembre, Grifols especificó que su ratio de deuda financiera neta se elevaría de las 3,3 a las 4,3 veces sobre ebitda, aunque la empresa remarcó que estaba comprometida a reducir rápidamente sus niveles de endeudamiento y como prueba de ello apeló a su trayectoria histórica.

La compra de Hologic

En el plano industrial, con la adquisición del negocio de Hologic, la empresa ha ganado protagonismo en el sector de los kits de diagnóstico para laboratorios y hospitales. La firma barcelonesa calculó que la nueva operación tendrá como consecuencia la inyección directa de alrededor de 155 millones en el ebitda, que el año pasado fue de 1.055 millones.

“Mejorará los márgenes de nuestro negocio”, reconoció Nuria Pascual, directora financiera y de relaciones con los inversores de Grifols, sobre la compra a Hologic. La empresa, actualmente dispone de una potente división de hemoderivados –productos plasmáticos–, que supone un 65% de su facturación. En ese negocio, la firma presidida por Víctor Grífols ocupa la tercera posición mundial tras la australiana CSL y la irlandesa Shire. La parte de diagnóstico, que ahora reforzará el ebitda, ocupa alrededor del 16,5% de la actividad, donde compite en diferentes segmentos.

Con esa adquisición gana en la tecnología denominada NAT, de pruebas de diagnóstico basadas en el análisis de ácidos nucleicos, y la producción –con una planta en San Diego (EE UU)–. Este screening permite la detección más segura de agentes infecciosos en las donaciones de sangre. De esa forma, la firma gana en el control de la cadena de todo su negocio, desde los centros de donación, diagnóstico en sangre y hasta la producción plasmática.

Normas