Nuevo escenario de los tipos
depósitos bancarios Ampliar foto

La banca ya paga el mismo interés por los depósitos a corto y largo plazo

La rentabilidad media se iguala al 0,11% en las imposiciones hasta uno y más de dos años

La pérdida de rentabilidad de los depósitos bancarios en los últimos años hasta mínimos históricos no solo ha restado atractivo al ahorro más conservador sino que también ha provocado una situación insólita: la habitual diferencia de intereses en función del plazo fijo elegido se ha ido estrechando hasta tal punto que las rentabilidades ofrecidas a corto y largo plazo se han igualado. Esto es, que la banca ya paga de media lo mismo por un depósito hasta un año que por uno a más de dos años.

Según los últimos datos de Banco de España, el tipo medio de los nuevos depósitos hasta un año cayó en noviembre al 0,11%, situándose exactamente al mismo nivel que los tipos que se pagan a plazos más largos. Hasta dos años, el interés bajó al 0,15%. En todos los periodos las rentabilidades se han ido reduciendo prácticamente mes a mes por la política monetaria de tipos bajos del Banco Central Europeo (BCE), que el pasado marzo situó el precio oficial del dinero en el 0%. Desde entonces, los recortes aplicados por las entidades financieras han sido aún más intensos, lo que ha terminado por borrar la brecha entre los intereses pagados según el plazo.

De acuerdo con el registro histórico del organismo dirigido por Luis María Linde, al cierre de 2015 por los depósitos a un año se abonaba de media un 0,35%, mientras que hasta dos años el tipo era del 0,48% y por más tiempo, del 0,24%. En 2014, un año después de que el Banco de España limitara la rentabilidad de los depósitos tras varios años de batalla campal entre las entidades por captar el ahorro (algunos bancos llegaban a pagar más del 4% por el pasivo), el interés hasta un año se encontraba en el 0,59%, mientras que a más de dos años alcanzaba el 0,83%.

En circunstancias normales, los depósitos más longevos suelen estar mejor remunerados para compensar el largo tiempo (como mínimo dos años y hasta cinco años) que el ahorrador deja depositado el dinero en el banco. Sin embargo, la banca también suele aplicar intereses atractivos en los depósitos a muy corto plazo (dos o tres meses) para captar clientes, lo que explica en parte que en algunos momentos los tipos medios en las imposiciones a plazo fijo hasta un año sean superiores.

Javier Flores, responsable del servicio de estudios de Asinver (Asociación Europea de Inversores Profesionales) explica que “es curioso que el aplanamiento de la curva de tipos que en ocasiones se ve en la renta fija o en los mercados mayoristas se haya trasladado a los depósitos para clientes minoristas”. Sostiene que esta situación es “anómala, resultado de unas políticas monetarias que distorsionan la normal formación de los precios”.

  • Los más rentables

Con todo, en el recién estrenado 2017 se mantienen ofertas interesantes para rentabilizar el año. Entre los mejores depósitos a doce meses destacan el Depósito Facto de Banca Farmafactoring al 1,25% para una inversión mínima de 10.000 euros y con liquidación trimestral de intereses. Es necesaria la contratación de la Cuenta Facto asociada, que continúa rentando un 0,20%. El tipo ofrecido se sitúa por encima de la media de otros productos similares.

Banco Finantia Sofinloc (BFS) ofrece un 1,05% TAEa doce meses, aunque el importe mínimo es muy elevado, de 100.000 euros. El depósito a un año del ecuatoriano Banco Pichincha desde 50.000 euros también paga un 1,05% TAE.

Por su parte, Crédit Agricole Consumer Finance cuenta con un producto a un año al 1% a partir de 5.000 euros y hasta 500.000 euros. El abono de los intereses generados es al vencimiento en una cuenta asociada.

A 14 meses, Wizink rinde un 0,90% para importes a partir de 12.000 euros y para nuevos clientes. El depósito tiene una cuenta de ahorro asociada con la que se consigue una rentabilidad del 0,50%.

A muy corto plazo, SelfBank cuenta con su depósito al 2% TAE a tres meses hasta un máximo de 15.000 euros. Después el capital y los intereses pasan a la Cuenta Self, que a partir de este mes de enero remunera los ahorros al 0,15%. Por su parte, el Depósito Naranja de ING Direct paga el 1,50% durante dos meses y después el dinero pasa a la Cuenta Naranja, que este año rinde al 0,10%.

Para plazos muy largos, Banca Farmafactoring da un 1,50% a 60 meses y BFS, un 1,45%. La entidad de origen luso también cuenta con un plazo a 36 meses al 1,15%; a 25 meses, al 1,15%, y a 18 meses, al 1,10%. Hasta tres años, Crédit Agricole ofrece un 1,35%.

Apenas 6 euros al año por tener 1.000 en la cuenta

Los productos de ahorro considerados más seguros, como los depósitos y las cuentas bancarias, ofrecen actualmente intereses históricamente bajos. El tipo medio de las cuentas a la vista se sitúa en el nivel mínimo del 0,07% desde el pasado agosto, de acuerdo con el Banco de España. Así, mantener 1.000 euros en una cuenta remunerada tan solo permite obtener, de media, 6,72 euros al año, según un reciente estudio de Kelisto.es, basado en la información de las páginas web de las entidades financieras.

La portavoz de finanzas del portal de ahorro, Estefanía González, señala que hoy por hoy “el rendimiento que un consumidor recibe con un producto de ahorro seguro no solo es bajo, sino que puede llegar a ser nulo o negativo”. Explica que “para que una inversión resulte mínimamente atractiva es necesario que el rendimiento obtenido, descontados los impuestos sea, como mínimo, igual a la inflación prevista, ya que de esa forma el dinero crecería al mismo ritmo que lo hacen los precios”. El interés de las cuentas remuneradas ha caído un 92,5% desde sus máximos históricos registrados en febrero 2003, cuando alcanzó el 0,91%, y el de los depósitos se ha reducido un 97% desde los niveles récord del 5,04% en octubre de 2008. Desde Kelisto.es aconsejan analizar el interés que se ofrece, la vinculación que se exige y las comisiones de las cuentas, así como estar atentos al mercado para mover el dinero de una oferta a otra. “Son las claves esenciales dar con las mejores cuentas remuneradas”, apuntan.

Normas
Entra en EL PAÍS