Baja el número de autónomos extranjeros

El número de autónomos extranjeros se ha reducido en más 30.000 personas durante el último año

autónomos extranjeros

El número de trabajadores autónomos extranjeros afincados en España ha descendido en un punto con respecto a 2015. Según un estudio realizado por D&B, en la actualidad, hay censados 123.117 autónomos de nacionalidades distintas a la española, lo que supone un 8% del total de trabajadores autónomos en nuestro país.

Por sectores, el comercio es el preferido por los empresarios extranjeros, seguido de la construcción y la hostelería. Actividades que coinciden con las que desarrollan, en su mayoría, los trabajadores autónomos españoles, de los que un 29% se dedica al comercio, el 28% a la construcción y el 10% a la hostelería.

Atendiendo al género, el número de mujeres emprendedoras que vienen de otros países es significativamente inferior al de los hombres. Así, hay un 31% de autónomas extranjeras, frente al 69% de hombres que vienen a emprender desde otros países. En el caso de España, del total de autónomos censados, el 36% son mujeres, mientras que el 64% son hombres, consolidándose así la evolución positiva en el número de mujeres emprendedoras.

Las Comunidades Autónomas preferidas por los extranjeros para emprender son Cataluña y Madrid, seguidas de Valencia y Andalucía. Sin embargo, del informe se desprende que teniendo en cuenta la proporción de emprendedores extranjeros sobre el total de autónomos en cada comunidad, las mayores tasas de penetración se encuentran en Melilla, con un 22%, y las Islas Baleares y Canarias con un 15% cada una, mientras que la media en el resto de comunidades ronda el 8%

Por otro lado, el informe analiza el nivel de riesgo en el que se encuentran tanto los autónomos extranjeros, como los españoles. En el nivel de riesgo medio alto se encuentra el 81% de los empresarios foráneos, frente al 60% de nacionales que está en la misma situación. En riesgo alto se sitúa el 4% de los autónomos extranjeros y en riesgo medio bajo hay un 15%, lo que contrasta con el 38% de emprendedores españoles cuyos negocios presentan un bajo nivel de riesgo.

Normas
Entra en El País para participar