Industria farmacéutica

Grifols adquiere por 1.755 millones una división de la cotizada Hologic

La empresa catalana protagoniza la segunda mayor adquisición de su historia

Grifols
Víctor Grifols, presidente de Grifols.

Grifols ha cerrado la compra de una de las unidad de diagnóstico por 1.755 millones de euros, según informó este miércoles a la CNMV la empresa catalana de hemoderivados. Se trata de la segunda mayor adquisición en la historia de la compañía española, tras la de su competidor Talecris en una operación de 2010 que se valoró entonces en 3.400 millones de dólares (2.800 millones al cambio de ese año).

La multinacional catalana financiará la adquisición con un préstamo de 1.700 millones de dólares (1.615 millones de euros) y suscrito íntegramente por el banco Nomura. La transacción, sujeta a la aprobación de los reguladores, se espera que se cierre en el primer trimestre de 2017. Hologic es una empresa ubicada en Massachusetts, dedicada al diagnóstico clínico y que ya era socio comercial de la firma española.

Entre los activos adquiridos se incluye la planta de San Diego (California, Estados Unidos), así como los derechos de desarrollo, licencias sobre patentes y acceso a los fabricantes de producto, según la empresa catalana. Esta unidad de negocio de Hologic cuenta con un ebitda de 160 millones.

La última gran compra del presidente

Esta operación será la última protagonizada por Víctor Grífols, presidente de la compañía, como primer ejecutivo de la empresa catalana. “Esta es la última adquisición que anuncio como consejero delegado. El acuerdo alcanzado responde a los intereses de ambas compañías y es el resultado del trabajo conjunto con los consejeros delegados que me sucederán en el cargo a partir de enero de 2017”, apuntó él mismo en el comunicado. “Con esta transacción, Grifols se mantiene como el principal inversor español en EE UU”, aseguró.

La multinacional actualmente se encuentra en un periodo previo a la transición en el liderazgo, ya que Víctor Grífols Deu, hijo del presidente y representante de la cuarta generación, y Raimon Grífols Roura, hermano del presidente, se convertirán en consejeros delegados en enero del año que viene. La operación anunciada ayer será la primera que los nuevos primeros ejecutivos tendrán que cerrar y gestionar a partir de 2017.

La empresa catalana adquiere el negocio relacionado con la unidad de screening por tecnología NAT (del inglés Nucleic Acid Testing). En los últimos años, las pruebas basadas en el análisis de ácidos nucleicos se han consolidado como la tecnología más avanzada para la detección de los agentes infecciosos en las donaciones de sangre y plasma porque proporcionan una sensibilidad mucho mayor para la detección de infecciones virales, explica la empresa.

Grifols ya comercializaba los productos de diagnóstico NAT de Hologic, a cambio de royalties, por lo que no tendrá un impacto en las ventas del grupo catalán, pero sí en el ebitda.

Además, Grifols incorporará a los profesionales de esta área de actividad a su plantilla, que incrementará en 175 personas.

Esta operación incrementa el nivel de endeudamiento. El ratio de deuda financiera neta sobre ebitda pasará de 3,3 veces (a 30 de septiembre 2016) a 4,3 veces (pro-forma a 30 de septiembre de 2016).

Compras previas

En noviembre de 2013, la compañía de hemoderivados anunció un desembolso de 1.675 millones de dólares (1.225 millones de euros al cambio de ese año) por la compra de la unidad de diagnóstico transfusional de la suiza Novartis, una adquisición que reforzaba el peso de la unidad de diagnóstico de la farmacéutica catalana.

Previamente, en noviembre de 2013, la compañía de hemoderivados anunció un desembolso de 1.675 millones de dólares (1.225 millones de euros al cambio de ese año) por la compra de la unidad de diagnóstico transfusional de Novartis, una adquisición que reforzaba el peso de ese área de la farmacéutica catalana.

GRIFOLS 24,53 -0,49%

“Esta adquisición se enmarca dentro de la estrategia de crecimiento prevista para la división de diagnóstico. Es un paso lógico que nos permite reforzar el liderazgo en diagnóstico transfusional iniciado en 2014 con la compra de activos a Novartis que, entre otros, incluía los derechos de comercialización de reactivos e instrumentación para medicina transfusional por tecnología NAT”, explica Víctor Grifols, presidente de la multinacional catalana, en un comunicado. “Aquella operación nos permitió ampliar nuestras capacidades y ser una de las únicas compañías capaces de ofrecer soluciones integrales a los centros de donación de sangre y plasma, desde la donación a la transfusión. Ahora, con esta nueva transacción, complementamos nuestra integración vertical al controlar también las fases de producción e I+D”.

Los ingresos de Grifols proceden actualmente en un 95% del exterior y donde EE UU es cada vez más crucial. Desde la compra de Talecris en 2010, ese mercado es con mucha diferencia el principal negocio de la empresa. De los 2.951 millones de euros en facturación hasta el tercer trimestre, Norteamérica ya aportan 1.944 millones, un 65,9% del total, dos puntos más que el año anterior.

El principal negocio de Grifols es el área de bioscience –el de los derivados plasmáticos– sube hasta 2.356 millones en los primeros nueve meses y ya alcanza el 79,8% de los ingresos, impulsado fundamentalmente por Estados Unidos, donde la empresa catalana dispone de sus centros de donación de sangre y de una importante fábrica en la ciudad de Clayton. El área de diagnóstico, que ahora se refuerza, alcanza el 16,5% de las ventas.

A la vez, Grifols ha ido realizando otras inversiones más pequeñas, con una apuesta por el sector biotecnológico español, desembarcando en firmas como Araclon Biotech (con un 70,8%), una firma que desarrolla terapias para enfermedades neurodegenetivas; también en Medion Diagnóstics (80%); Progenika Biopharma (56%); Kiro Robotics (50%); y VCN Biosciencies. Además cuenta con participaciones minoritarias en Aradigm (35%), la cotizada hispanobelga Tigenix (19,2%), Alkahest (47,5%) y Albajuna Therapeutics (30%).

En EE UU recientemente también ha adquirido el 49% del banco de sangre IBBI y el 20% de Singulex, firma de diagnóstico.

La reacción del mercado es positiva. Las acciones de la compañía suben más del 6%, hasta los 18,23 euros.

Normas