Biotecnología

La española TiGenix vuelve a abordar su salto al Nasdaq

Descartó la operación en primavera por las condiciones del mercado

Grifols es el primer accionista de la biotecnológica

Sala de investigación de TiGenix.
Sala de investigación de TiGenix.

Año intenso para la biofarmacéutica española TiGenix. Tras su acuerdo histórico con la japonesa Takeda y sus avances en investigaciones de terapias celulares, la firma española, aunque cotizada en Bélgica, no quiso cerrar el 2016 sin volver a abordar su salto al Nasdaq.

Más de año y medio después de que Grifols, su primer accionista con algo más del 19% de las acciones anunciara su intención de llevar a cabo la operación, la empresa anunció el martes que volverá a intentar su debut en el mercado bursátil estadounidense.

De esta forma, la empresa especializada en tratamientos con células madre recupera una operación que tuvo que dejar en el cajón la pasada primavera. Entonces, la firma aplazó su salto al Nasdaq por las condiciones del mercado, según informó la compañía. Registró ayer en la SEC, el equivalente a la CNMV en EE UU, un formulario de registro que todavía no es efectivo pero que ya avanza algunas de las características de la operación.

TiGenix informó ayer que el objetivo es situar en el mercado estadounidense 2,75 millones de American Depositary Shares (ADS), representativas de 55 millones de acciones ordinarias. Estos títulos equivaldrían en torno a un 27% del número actual de acciones de la compañía, que cotiza en el selectivo Euronext de Bélgica. Cada una de dichas ADS representa el derecho a recibir 20 títulos ordinarios.

Por el momento se desconoce la fecha y las cantidades que el grupo desea percibir por la operación. Según figura en su comunicado, el precio final de cada ADS se determinará tras el proceso de prospección. La empresa cuenta con Bank Of America Merril Lynch, Cowen and Company, Cannacord Genuity y BTIG para llevar a cabo la operación.

El valor de la venta de acciones durante el primer intento de la compañía se situaba en los 57,5 millones de dólares, lo que supone entre un 20% y un 25% de su capital, según el banco de inversión estadounidense JMP. Estaba previsto que el resto de los títulos siguieran cotizando en Bruselas. La situación del mercado llevó a casi una treintena de empresas biotecnológicas a aplazar sus intenciones de salir a Bolsa.

Ante la suspensión de la OPV, la compañía buscó una alternativa para captar capital que permita seguir con las altas inversiones en I+D y con el proceso de comercialización de CX601. La operación se ha materializado en un tiempo récord a través de una ampliación de capital en el que han conseguido 23,75 millones.

La empresa surgió en 2011 con la fusión de la belga TiGenix con la española Cellerix, vinculada a la exministra socialista Cristina Garmendia. La operación valoraba a la empresa española en 58 millones. Fue la compañía responsable del primer tratamiento celular en España, el ChondroCelect. En 2014, Grifols compró el 21% de la empresa por 12 millones de euros y suscribió una emisión de bonos convertibles 25 millones. Buena parte de las actividades de I+D que desarolla la compañía biotecnológica se realizan en la localidad madrileña de Tres Cantos a pesar de que cotiza en el mercado belga.

Normas