Mercado laboral
Dos policías municipales en Valdemoro.
Dos policías municipales en Valdemoro.

Empleo desbloquea la jubilación anticipada en la policía local

Báñez emplaza a la FEMP a reunirse el próximo día 13 para preparar un real decreto

La plantilla de la policía municipal en España está compuesta por 70.000 efectivos, de los cuales 3.200 tienen más de 60 años y 4.000 tienen entre 55 y 60, según cálculos sindicales. Eso supone que más del 10% de los trabajadores está por encima de los 55 años, por lo que para los sindicatos que los representan es prioritaria su renovación con nuevos efectivos puesto que se trata de una plantilla envejecida.

Lo que perseguían los policías municipales era que su profesión fuera calificada como “penosa, peligrosa, tóxica o insalubre”, tal y como sucede con otros colectivos como el de los bomberos. Esa calificación es la que les permitiría que se pudieran jubilar de forma anticipada a los 60 años. Para ello, la FEMP elaboró dos informes (uno sobre la penosidad de la profesión y otro sobre el coste de la medida) que fueron avalados por el Ministerio de Empleo.

Posteriormente, el departamento dirigido por Fátima Báñez debía desarrollar un real decreto, como ya hizo con otros colectivos a los que se les permite la jubilación anticipada como personal de vuelo, mineros, trabajadores del mar, ferroviarios, artistas, toreros, bomberos o fuerzas armadas.

Todo ello llevó al presidente de la FEMP, Abel Caballero, a anunciar a finales de septiembre en rueda de prensa un acuerdo de la Junta de Gobierno del citado organismo que era el pistoletazo de salida para que los policías locales se pudieran jubilar a partir de los 60 años. Caballero anunció que el 85% del coste del retiro anticipado lo asumirían los ayuntamientos y el restante 15% lo aportarían los propios trabajadores.

El problema parecía resuelto. Sin embargo, Empleo remitió una carta al presidente de la FEMP requiriéndole información adicional sobre si estaba dispuesto a asumir el coste de la medida y si disponía de “alternativas” para aquellos profesionales con 55 años que pasaran a la reserva y prolongaran su vida activa hasta la jubilación anticipada a 60 años. Muchos ayuntamientos no disponen de estos puestos por lo que tendrían problemas para ofrecerlos.

De este modo, los bomberos cuando llegan a los 55 años pueden pasar a la denominada segunda actividad o servicios auxiliares, como tareas logísticas o de mantenimiento. Caballero calificó de “obstruccionista” el planteamiento del Ministerio de Empleo. “La actitud que observo en el Ministerio, con una carta de la titular en funciones, no es la de la cooperación para resolver este problema. Vemos una actitud poco cooperadora, no sé si llamarla de obstrucción”, fueron sus palabras literales.

Un tira y afloja que parece que tiene los días contados, tal y como refleja una carta a la que ha tenido acceso CincoDías, que el subsecretario del Ministerio de Empleo, Pedro Llorente, remitió el pasado 26 de noviembre al presidente de la FEMP en respuesta a la remitida por Caballero dos semanas antes.

“En relación a su carta del pasado 15 de noviembre, en la que nos traslada diversas cuestiones que son relevantes para la aprobación y posterior aplicación del real decreto que posibilite la jubilación anticipada de la policía local conforme a lo previsto en el marco normativo vigente (en particular, sobrecotización y segunda actividad) le comunico nuestra total disposición a celebrar la reunión solicitada con usted y los vicepresidentes de la FEMP a partir del 5 diciembre, en la que estaríamos presentes el Secretario de Estado de Empleo, el Secretario de Estado de Seguridad Social y yo mismo”. Finalmente, la reunión se celebrará el próximo día 13 de diciembre.

El modelo que el Ministerio de Empleo y los municipios barajan para fijar el retiro anticipado de los policías municipales establece que los ocupados que decidan retirarse de forma anticipada a los 60 años cobrarán su pensión íntegra sin que puedan verse minorados sus ingresos por la fijación de coeficientes reductores. Un sistema para el que se tomaría como base el que funciona en la actualidad para la policía local vasca, en el que se realiza una aportación adicional del 4% a la Seguridad Social, repartida entre el trabajador y los consistorios para los que han trabajado.

CSIF considera que “ya no hay vuelta atrás”

CSIF, el sindicato de la función pública mayoritario en la policía municipal, recibió con satisfacción el anuncio de la reunión entre Empleo y la FEMP y consideró que que la jubilación anticipada ya no tiene vuelta atrás. “Se trata de una reivindicación histórica y los policías municipales merecen que todos hagamos el esfuerzo definitivo por un colectivo de gran dedicación y compromiso que ha jugado un papel fundamental en la vertebración de la Seguridad en nuestros pueblos y ciudades”, recalca. Desbloqueado el conflicto, el sindicato considera que ya “es cuestión de voluntad política del Gobierno y la FEMP aprobar definitivamente el decreto que permita el adelanto a la jubilación”. También, recuerda que mantuvieron en verano una reunión con el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, quien reiteró su compromiso con este proyecto.

Normas
Entra en EL PAÍS