Elecciones francesas

François Hollande renuncia a presentarse a la reelección

El presidente francés, François Hollande.
El presidente francés, François Hollande. EFE

El presidente de Francia, el socialista François Hollande, no se presentará como candidato la reelección en las presidenciales de abril y mayo de 2017, según ha comunicado en una declaración en el Elíseo.

El todavía jefe de Estado se convierte así en el primer presidente francés de la V República que renuncia a una reelección.

Hollande ha obtenido el dudoso honor de convertirse en el presidente más impopular: "Hoy me doy cuenta del riesgo que implicaría el ir por una ruta que no obtendría suficiente apoyo, por lo que he decidido no ser candidato en las elecciones presidenciales" dijo Hollande en un discurso televisado.

Todas las encuestas recientes han predicho que ni Hollande ni ningún otro candidato socialista pasaría de la primera ronda de las elecciones. Así mismo, predicen una segunda vuelta entre el candidato de centroderecha François Fillon y la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen.

La izquierda intensifica sus división a medida que se acerca a la fecha de las elecciones. Varios otros socialistas, entre ellos el ex ministro de economía Arnaud Montebourg, han dicho que participarán en las primarias del partido en enero.

Otro de los ex ministros de Hollande, Emmanuel Macron, y el portavoz izquierdista Jean-Luc Melenchon han anunciado que participarán en las elecciones presidenciales, pero sin tomar parte en las primarias.

También han habido tensiones entre Hollande y su primer ministro Manuel Valls, quien planteó la posibilidad en una entrevista durante el fin de semana de que podría participar en las primarias contra su jefe. Hollande venció al candidato conservador Nicolas Sarkozy en una elección en mayo de 2012 después de una clásica campaña de izquierda en la que apuntó a los grandes negocios y se comprometió a aumentar los impuestos para los altos ingresos. Pero su popularidad pronto comenzó a declinar con una percepción de falta de liderazgo y cambios de opinión en temas clave, en particular la reforma fiscal, que consternó a muchos de la izquierda. Su popularidad ha sido socavada por el desempleo obstinadamente alto y el crecimiento económico anémico.

La última gota para algunos de sus más cercanos partidarios fue la publicación en octubre de un libro de dos periodistas del diario Le Monde. En entrevistas con ellos, Hollande criticó a varios de sus aliados en unos términos que fueron ampliamente criticados como indiscretos y mal ajustados a un presidente. También reveló que los servicios secretos franceses habían llevado a cabo cuatro asesinatos selectivos por sus órdenes.

El pasado domingo, François Fillon se convirtió en el candidato de la derecha francesa a las presidenciales de junio de 2017 tras vencer a  Alain Juppé en las primarias. El ex primer ministro adelantó en la segunda vuelta de las primarias de los conservadores francesas a Alain Juppé, como lo hizo en la primera ronda a Sarkozy.

Normas