Política industrial

Patronales y sindicatos piden un pacto de Estado por la industria

El pacto debería crear una serie de políticas establee y sostenidas

Representantes de las patronales y sindicatos participantes.
Representantes de las patronales y sindicatos participantes. EFE

"Esta debería ser la legislatura de la industria”, afirmó ayer Pedro Luis Hojas, representante de UGT. Las principales asociaciones empresariales de la industria española junto con las federaciones respectivas de los sindicatos CCOO y UGT firmaron ayer la Declaración por la Industria, un acuerdo por el que instan al Gobierno español a llegar a un Pacto de Estado que garantice la competitividad de este sector. “Nos presentamos las organizaciones empresariales y las sindicales de la industria con una misma voz y unas mismas propuestas en el comienzo de una nueva época política, después de demasiado tiempo sin interlocutores”, declaró Agustín Martín, representante de CCOO.

Este Pacto buscaría, en esencia, garantizar el desarrollo de una serie de políticas estables y sostenidas en el tiempo en ámbitos como la economía digital, el cambio climático, la formación y los costes energéticos. El objetivo es que la industria pase de representar el 16% del PIB al 20% en 2020, una meta marcada desde la Unión Europea. “Este salto supondría la creación de 1,5 millones de puestos de trabajo directos e indirectos en España para ese año”, destacó Antón Valero, presidente de la patronal química Feique y el representante de la Alianza por la Competitividad de la Industria Española. “La crisis se ha llevado por delante 800.000 empleos, un 24% de todo el tejido industrial español”, detallaron.

Las patronales se han unido bajo el marco de la Alianza por la Competitividad de la Industria Española. Agrupa a las asociaciones de fabricantes de coches (Anfac), de operadores petrolíferos (AOP), de fabricantes de pasta, papel y cartón (Aspapel), de la Industria Química Española (Feique), de Alimentación y Bebidas (FIAB), de cementeras (Oficemen) y de la siderurgia (Unesid).

Sin embargo, en la firma por este pacto de Estado, también se han unido las organizaciones empresariales del metal (Confemetal), los fabricantes de equipos y componentes para la automoción (Sernauto), el Consejo Intertextil Español (CIE), la confederación de empresas de la moda de España (Moda España) y la Federación de Industrias del Calzado Española (FICE). De este modo, las patronales representaban “el 75% de la facturación de la industria en España y el 33% del empleo de todo el país”, destacó Valero.

Secretaría de Estado

Una de las principales reclamaciones de los agentes sociales al completo fue la creación de una Secretaría de Estado para la Industria. “Han demostrado muy poca sensibilidad con la industria, eliminando el ministerio y diluyendo sus responsabilidad”, afirmó Hojas.

Martín, de CCOO, reconoció que le “hubiera gustado saludar a un ministro o ministra de Industria o a un secretario de Estado. Estamos encantados de saludar a la secretaria general, Begoña Cristeto, y nos consta su compromiso con la Industria pero somos conscientes de que esto nos va a generar problemas de interlocución”.

En el documento, las organizaciones firmantes reclamaron “el diseño y el desarrollo de nueve políticas para impulsar la competitividad industrial”, que sean estables en el tiempo “durante más de cuatro años” y “trasciendan más allá de los colores políticos que gobiernen en cada momento”.

“Si no preparamos una política energética y de cambio climático coherente con la industria, seremos víctimas de estas políticas desde fuera. Si las hacemos estables, tendremos posibilidades para estar en la cabecera de nuestros sectores”, afirmó Valero.

“Tenemos tecnologías renovables, un sector del automóvil potente que ha respondido a la crisis con las organizaciones sindicales de una manera importante y al que le afecta directamente el cambio climático en la movilidad sostenible, hay que cambiar la manera en que construimos las casas. Tenemos que hacer frente conjuntamente a todos estos retos para no quedarnos sin industria a futuro”, señalo.

Medidas por la energía y el medio ambiente

Las medidas presentadas se refieren más a ámbitos de actuación que a iniciativas concretas, en el sentido de que necesitan un desarrollo mayor en el ámbito de la colaboración pública y privada.

Las iniciativas se refieren a temas tales como “una política energética que garantice el suministro a un precio competitivo y aligere el desfase en costes entre España y otros países, eliminando la parte social de los costes fijos de la energía”, detalló Valero. Además, las organizaciones piden la mejora del diseño de las infraestructuras y los transportes para mejorar la eficiencia, abaratar la logística y hacerle frente a la movilidad conectada del futuro; impulsar la I+D+i y el desarrollo tecnológico o promover políticas de formación y capacitación para trabajadores de la industria. “Es asimismo imprescindible incrementar la inversión pública y privada en investigación, desarrollo e innovacion qe aumente la generación de producciones de mayor valor añadido”, señalaron.

En otro orden de medidas, solicitan una regulación coherente y uniforme que proteja los principios de unidad de mercado a escala nacional y europea, evite la inseguridad jurídica y organice y controle las medidas de carácter fiscal, especialmente las de carácter medioambiental.

Por último, solicitan que se promueva la atracción de inversiones en las plantas, se promueva la internacionalización de las empresas y el comercio exterior, se facilite la financiación y se impulse la sostenibilidad industrial. “Con objeto de promover la sostenibilidad de modo global, debe simultáneamente salvaguardarse la competitividad las empresas industriales en su país para evitar su relocalización”.

Normas