Innovación

Industria digitalizada y autobuses automáticos

Tecnalia desarrolla la última tecnología en varios sectores

Prueba de autobús sin conductor en San Sebastián.
Prueba de autobús sin conductor en San Sebastián.

Autobuses automatizados, digitalización de las máquinas-herramienta para evaluar mejor su funcionamiento o tecnología intracraneal para rehabilitación. Son algunas de las tecnologías que desarrolla Tecnalia, la corporación vasca puntera en investigación y que cuenta con 1.400 expertos de 30 países.

La entidad destinará 100 millones de euros entre 2016 y 2020 a un centenar de proyectos de investigación

La organización destinará 100 millones de euros a sus proyectos entre 2016 y 2020. Fernando Quero, director de mercado de Tecnalia, señala que el objetivo es incrementar la cifra un 30% y que un tercio del dinero sea de origen internacional. La entidad participa en un centenar de proyectos, de los cuales lidera una quinta parte.

“Los principales campos de trabajo” de Tecnalia, explica Quero, “son la industria, la energía y la salud, con la digitalización como máxima en cada uno de ellos”. En concreto, destaca la evolución hacia la industria 4.0, las redes eléctricas inteligentes y la neurorrehabilitación.

Autobuses sin conductor

Junto con la consultora Novadays, Tecnalia ha puesto en marcha en San Sebastián el proyecto europeo CityMobil2: el primer servicio de transporte público con autobuses automatizados y sin conductor que se pone en marcha a nivel nacional.

La idea ya se había probado en otras seis ciudades: Oristano (Italia), Lausanne (Suiza), La Rochelle y Sophia Antipolis (Francia), Trikala (Grecia) y Vantaa (Finlandia). Jesús Murgoitio, director de la iniciativa, afirma que se pretende lograr mayor eficiencia en los desplazamientos diarios que se realizan dentro de una ciudad, “minimizando el impacto medioambiental y mejorando la seguridad”.

Los resultados de las pruebas piloto han sido “muy satisfactorios”, dice, pero “aún queda un largo camino por recorrer, tanto desde el punto de vista técnico como desde el legal. Se estima que entre 2020 y 2025 ya tendremos vehículos de este tipo, periodo durante el cual alcanzarán cada vez mayor nivel de automatización y tomarán cada vez más decisiones por sí mismos. Aunque será más fácil verlos antes en entornos segregados o aislados, como las pruebas que estamos realizando ahora, o circulando en vías dedicadas; también los terminaremos viendo en las vías públicas con escenarios mucho más complejos. De hecho, ya estamos recibiendo más propuestas para desplegar este tipo de servicios y otros que involucren vehículos de transporte terrestre con diferente grado de automatización y en diferentes entornos, tanto industriales como urbanos”.

Máquinas-herramienta

Tecnalia ha desarrollado Beltzbox, una solución destinada a las nuevas máquinas-herramienta que analiza la salud de componentes críticos relacionados con la precisión de la máquina y predice las fechas de las acciones preventivas. El sistema es capaz de transmitir y analizar más de 7.000 millones de datos por máquina/año y permite el acceso a la información a través de internet de forma segura. Esta solución, que es específica para cada tipo de máquina –y por tanto su precio–, está implantada ya en la nueva generación de máquinas de la empresa de fresadoras de control numérico por computadora Zayer.

Iñigo Lazkanotegi, responsable del proyecto, explica que Beltzbox permite “ahorrar tiempo principalmente en la puesta a punto de piezas y programas, en la gestión y mantenimiento de la máquina, en la optimización de las operaciones (disminuyendo tiempos improductivos). Además, los datos generados ayudan a conocer con detalle aspectos del proceso que hasta ahora solo se podían intuir, abriendo la posibilidad de mejoras aún mucho mayores”.

Energía, salud y turismo

En el ámbito de las energías renovables y las redes eléctricas inteligentes (smart grids), Tecnalia colabora con el Instituto de Investigación AERI, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), para el que ha diseñado un prototipo de subestación eléctrica a escala que se configura como un laboratorio flexible que permite realizar ensayos multiterminal y ensayos de los enlaces a redes eléctricas VSC-HVDC.

En lo que a salud y envejecimiento se refiere, está trabajando en las llamadas interfaces cerebro-máquina, que posibilitan que el paciente pueda controlar el movimiento de un miembro paralizado a través de exoesqueletos robóticos y neuroprótesis basadas en la estimulación eléctrica funcional de los músculos.

Destaca también la empresa Aurea Pay&Pass Solutions, creada por la corporación, que ofrecerá una plataforma para gestionar el uso de pulseras inteligentes a través de las cuales controlar accesos y realizar pagos y operaciones en hoteles, cruceros y otras instalaciones y eventos turísticos.

Normas