Bolsa EE UU

Los expertos avisan: Cuidado con los máximos en Wall Street

Los expertos avisan de que las medidas del nuevo presidente podrían desfasar la industria de EE UU

Evolución del Dow Jones en el año Ampliar foto

Si algo se puede extraer en claro de la sorprendente victoria de Donald Trump es que el mercado ha reaccionado al contrario de lo previsto en un primer momento por el consenso de los analistas. Después de una ajustada campaña presidencial, en la que la candidata demócrata contaba con el apoyo de Wall Street, el magnate estadounidense se alzó como el presidente número 45 de EE UU. Desde entonces, la Bolsa americana ha decidido aparcar las dudas y decantarse por las subidas.Día a día, los principales índices de Wall Street han batido nuevos máximos.Uno de los más significativos fue el registrado el martes por el Dow Jones tras concluir la sesión por encima de los 19.000 puntos.

Los analistas coinciden en señalar que las alzas registradas desde el pasado 8 de noviembre responden a un conjunto de factores. Celso Otero, gestor del fondo Renta 4 USA, afirma que hasta conocer el resultado de los comicios el inversor mantenía una actitud muy conservadora y disponía de un elevado nivel de liquidez. Una vez que se despejaron las dudas iniciales, a lo que contribuyó sobremanera el mensaje conciliador de Trump, fueron muchos los aprovecharon la ocasión para tomar posiciones de cara al nuevo escenario.

El gestor considera que la propuesta económica del próximo dirigente de la Casa Blanca, basada en un plan de infraestructuras, incremento del gasto y menores impuestos ha contribuido a este comportamiento. El Dow Jones, que en el año se revaloriza un 9,4%, sube más de un 6,5% desde la cita electoral y, desde los momentos más duros de la crisis, el ascenso alcanza el 191%.

El S&P 500 y el tecnológico Nasdaq mantienen un comportamiento en línea con el registrado por el índice de industriales, con avances que rondan el 5,5% y el 6,5%, respectivamente.Sin embargo, la política fiscal expansiva que prevé poner en marcha Trump, unido a sus ideas proteccionistas, favorecen especialmente a la vieja industrialestadounidense, de acuerdo a lo indicado por Alberto Enguix, de GVC Gaesco Beka. El experto prevé que la tendencia alcista siga su curso a medida que se implementan las medidas anunciadas, pero considera que esa estrategia tiene un recorrido muy corto. Analizando en detalle estas medidas, Enguix califica esta actitud de “bomba de humo”. “En un mundo tan globalizado como el actual las iniciativas del magnate estadounidense restan competitividad a la economía. Su industria podría acabar desfasada ahora que lo que se impone es la inversión en I+D”, subraya.

La escalada vertical de la Bolsa neoyorquina hace temblar a los inversores más conservadores que se preguntan si ha llegado la hora de plegar velas. Otero no descarta que conforme avancen los meses y las medidas proteccionistas basadas en aranceles ganen presencia, la volatilidad podría aumentar. “Aunque las iniciativas del futuro presidente supongan un soplo de aire para las empresas más apalancadas, en Renta 4 mantenemos una actitud cauta, huyendo de la deuda y decantándonos por empresas de corte defensivo”, aclara.

Desde el punto de vista técnico Eduardo Faus, analista de Renta 4, afirma que lo acontecido en las últimas tres semanas es positivo. “Cuando los índices rompen las resistencias de forma tan contundente, lo más probable es que, con sus pequeñas correcciones, esta tendencia se mantenga como telón de fondo”, sentencia. El analista técnico de la entidad señala que lo sucedido en las últimas sesiones “venía recogido en línea avance- descenso de la New York Stock Exchange, que desde febrero se encuentra por encima de los máximos de 2015”, recalca.

Felipe López, de Self Bank, reitera que los principales índices se han multiplicado por tres desde 2009 y cotizan a ratio de precio/beneficio por encima de su media histórica. “Hay que ser cautos de cara al futuro y tener en cuenta que llegados a estos niveles, quizá no sea mala opción empezar a reducir el peso de la bolsa americana en nuestras carteras”, indica. El experto se mueve en línea con el resto de analistas y cree que el último rebote obedece a los efectos colaterales de la llegada de Trump, que, aunque a corto plazo están siendo positivos, en un horizonte temporal más amplio podría resultar perjudicial. “Su política fiscal y el incremento del gasto público conlleva un riesgo evidente que podría explotar en el medio plazo a medida que vaya aumentando la deuda de un país como EE UU ya de por sí muy endeudado”, sentencia.

A esto habría que sumar la revalorización del dólar, que ganará fuerza con la esperada subida de tipos por parte de la Fed. El primer movimiento se dará, si nada lo impide, el próximo 14 de diciembre.El billete verde sube un 5,6% desde el pasado día 8 y se sitúa en niveles hace 12 meses. “La revalorización del dólar pasará factura a las compañías con más negocio en el exterior y una hipotética guerra de aranceles con China lastrará las cuentas de las grandes tecnológicas”, aclara.

Rodrigo García, de XTB, añade que los ascensos también responden al mayor apetito por el riesgo de los inversores, que se decantan por la Bolsa antes que por la renta fija, la cual, pese a los repunte de las rentabilidades, continúa mínimos.

Normas