Inversión

Popular sufre el mayor ataque bajista de su historia, ¿qué le pasa a la acción?

Las posiciones bajistas sobre Banco Popular han alcanzado el 7,79% del capital.

Evolución en Bolsa de la compañía en lo que va de año.
Evolución en Bolsa de la compañía en lo que va de año.

Banco Popular se ha situado bajo el foco de los inversores bajistas. La entidad cuenta con el 7,79% de sus acciones en manos de hedge funds que han tomado posiciones cortas sobre el valor.

La entidad ha visto como las posiciones bajistas sobre su acción pasaban del 2,27% el pasado 22 de julio, al 7,79% actual, lo que supone un récord histórico, que supera el anterior máximo, registrado en febrero, cuando se alcanzó el 7,15%. La entidad ha justificado con la exposición a los bajistas la caída en Bolsa de la compañía, que ayer retrocedió un 3,22%, hasta los 0,87 euros por título, y acumula una caída del 68% en el año.

En la última semana, según los registros de la CNMV el hedge fund británico Marshall Wace ha alcanzado el 2,22% del capital de la compañía, frente al 0,52% que tenía el pasado 17 de agosto. También ha incrementado su posición AQR Capital Management, que ostenta ya un 2,87%, frente al mínimo del 0,47% alcanzado este año en junio.

Las posiciones cortas es un indicador de la presión sobre un valor. Es una operativa bursátil que consiste en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado, acordando una fecha para la devolución al prestamista, con la premisa de que los títulos caerán en Bolsa durante ese tiempo y las recomprará por menos dinero, abonándose la diferencia.

Cierto es que no todos los títulos prestados son un indicativo de posiciones cortas sobre el valor. También son usadas como contrapartida de operaciones con derivados y como una fórmula de cubrir el riesgo a la baja en los bonos convertibles.

En los últimos días, la entidad presidida por Ángel Ron ha cubierto el 100% de su plan de ajuste de plantilla, con el que prevé ahorrar 200 millones al año. Además, el banco trabaja en la creación de Sunrise, una sociedad en la que incluirá activos adjudicados por valor de 4.000 millones netos, con la que busca desconsolidar esa parte de sus inmuebles.

Normas