Datos macroeconómicos

BBVA prevé que el PIB de Madrid suba un 2,7% en 2017

Admite que el alza de especiales y los retoques en Sociedades tendrán efectos negativos

La entidad financiera no cree que Madrid tenga problemas para cumplir el límite de déficit

La Comunidad de Madrid es uno de los territorios que más crece de España y, aunque todos los servicios de estudios prevén que la actividad se desacelere en la región, ésta continuará teniendo registros por encima de la media nacional.

En este sentido, BBVA Research presentó hoy su informe Situación Madrid, en el que mejora sus expectativas de crecimiento para la comunidad hasta situar el alza esperada en el PIB de este año en el 3,7% (dos décimas más de lo previsto hace tres meses y cuatro más de lo que calcula que aumente el PIB nacional) y estima que se desacelerará al 2,7% el próximo ejercicio.

En cuanto al patrón de crecimiento, el director de Análisis macroeconómicos de BBVA Research, Rafael Doménech, destacó que el principal motor seguirá siendo el consumo, apoyado este ejercicio en unas políticas monetaria y fiscal relativamente laxas cuyo impulso se debilitará en 2017, como también lo hará el efecto positivo de un crudo barato o el volumen de turistas prestados de otros destinos competidores.

De esta manera, Madrid seguirá aumentando su riqueza y la renta per cápita, después de que en 2015 recuperara los niveles precrisis. Es más, al final del bienio 2016-17 Madrid se encontrará con una renta per cápita 7,5 puntos superior a los niveles de 2008. Sin embargo, en materia de empleo, todavía no ha alcanzado la ocupación de hace ocho años. Con los cálculos efectuados por BBVA, la región contará todavía a finales de 2017 con un 7,4% menos de ocupados que antes de la crisis y con una tasa de paro 1,9 puntos superior.

Por este motivo, Doménech señaló la creación de más empleo y de mayor calidad como el principal reto al que se enfrenta Madrid. Para continuar registrando estas tasas de actividad, BBVA consideró imprescindible continuar con la política de reformas, mejorar la productividad, reducir el déficit presupuestario (que asegura Madrid no debería tener problemas en cumplir este año y el que viene) y despejar las incertidumbres que acechan todavía al crecimiento.

La más importante es qué política fiscal pondrá en marcha el nuevo Gobierno. Preguntado por los efectos que tendrán los anunciados retoques en Sociedades y la subida de los impuestos especiales, Doménech se mostró prudente pero sí predijo que no serán positivos. “Dependiendo del detalle, esperamos un impacto negativo pequeño”, aseguró.

Normas