Pequeños gigantes

“El agua que sabe”se hace grande en la tierra del vino

22 Artesian Water es un agua ‘premium’ que destaca por su riqueza mineral y su sabor singular.

Torrecilla en Cameros
Botella de 822 mililitros, en sus variedades con gas y natural.
Botella de 822 mililitros, en sus variedades con gas y natural.

En la tierra del vino no solo se hacen los mejores vinos. La sierra de Cameros, en el corazón de La Rioja, esconde un pequeño manantial, en la cuenca del río Iregua y al abrigo del monte Peñaseto, donde nace un agua singular. El manantial Peñaclara, junto a la localidad de Torrecilla en Cameros, es conocido desde la época romana por sus propiedades mineromedicinales.

Aquí brota un agua diferente, llena de matices, pura y clara. Más de tres siglos es lo que tarda esta agua, desde que cae en forma de lluvia en el territorio riojano, en convertirse en Agua 22. A medida que desciende, va adquiriendo la esencia de este terreno, de estratos minerales, margas, areniscas, arcillas y rocas que hacen de filtros naturales modificando su composición. Se acumula a presión en un pozo artesiano a 500 metros de profundidad, desde donde mana naturalmente a una temperatura constante de 22 grados, sin necesidad de intervención mecánica.

Así es como nace el nombre de la marca, 22 Artesian Water, con cuatro cualidades que la diferencian de la mayor parte de las aguas minerales. La primera de ellas es que se concentra en un pozo artesiano, desde donde emana por su propia presión hasta la superficie. Siempre fluye a la misma temperatura de 22,7 °C, independientemente de la época del año y con un caudal constante de cinco litros por minuto. Desde el año 1861 fue declarada bien de utilidad pública por mantener siempre la misma composición mineral, rica en calcio, magnesio, flúor, bicarbonatos y sulfatos.

22 grados es la temperatura a la que mana el agua desde el pozo artesiano, independientemente de la época del año

La marca en sí nace en 2011, aunque la planta embotelladora de Peñaclara, donde se produce Agua 22, lleva en funcionamiento desde 1974. La empresa regional Mineraqua, SA, experta productora de esta agua artesiana, se alió hace cinco años con Vantguard, filial especialista en marcas de bebidas de lujo.

José Ignacio Evangelio, director de Mineraqua, confiesa que ellos siempre han sabido que tenían un producto de grandísima calidad, por su sabor rico en matices y por sus cualidades mineromedicinales. Sin embargo, necesitaban a alguien que supiera rebautizarlo y lanzarlo al mercado como se merece: un agua exclusiva. Es en ese momento cuando Vantguard entra a formar parte de la marca, con un 50% de inversión, para darle ese toque comercial, elegante y de lujo al producto. “22 no es un agua cualquiera”, afirma Evangelio, “es el agua que sabe”.

La empresa Mineraqua, que posee el otro 50% de 22 Artesian, es propiedad de la familia Briones y de la familia Fernández de Manzanos. Ambos son naturales de la propia región y ostentan el 70% y el 30% de inversión, respectivamente. La compañía factura cerca de tres millones de euros cada año. En tanto, su línea 22 Artesian Water ingresa un millón de euros al año.

  • Dos variedades: natural y con gas

22 Artesian Water es una marca enfocada en la restauración y alta hostelería, que genera la mayor parte de las ventas. Han lanzado al mercado dos variedades: una natural y otra con gas carbónico, que únicamente se pueden encontrar en la sección Gourmet de El Corte Inglés, a 1,75 euros la botella de 522 mililitros.

“El agua que sabe”se hace grande en la tierra del vino

Aunque la mayor parte de la facturación es de origen nacional, están empezando a exportar el producto a países como Francia, República Checa, Dinamarca, China, Inglaterra y Polonia. Hablamos de un agua premium, que emana de la misma tierra de donde nacen los grandes vinos, y de ahí su calidad y distinción por su sabor salino, seco y mineral. Los expertos recomiendan beberla a 12 grados para apreciar estos matices y para maridar cualquier aperitivo o vino de la zona.

22 Artesian ha obtenido diferentes galardones desde que salió al mercado en 2011. Ese mismo año obtuvo el Superior Taste por el International Taste and Quality Institute en Bruselas y fue premiada el pasado mes de junio en Guangzhou (China), en los Taste Awards de la Fine Water Society, con la medalla de bronce.

A su vez, 22 Artesian Water ha sido patrocinador y agua oficial de diferentes catas de vino, como la Cata del Barrio de la Estación o para el Salón de los Grandes Vinos de España Peñín de este año.

Los datos

“El agua que sabe”se hace grande en la tierra del vino

Facturación: 22 Artesian Water factura un millón de euros al año. El 80% se vende en Madrid, Barcelona, Ibiza y Mallorca y el 20% restante va a exportación.

Plantilla: en la compañía trabajan 20 empleados.

Instalaciones: la planta de embotellado se encuentra en Torrecilla en Cameros, a 30 km de Logroño. Tiene unas dimensiones de 5.000 m2 entre la parte de soplado, el almacén, la playa para preparación de pedidos y los tres muelles de carga.

Ventas: la mayor parte de las ventas están dirigidas a restaurantes y alta hostelería. También se puede comprar en la sección Gourmet de El Corte Inglés, a 1,75 euros la unidad.

Premios: premiada por la Fine Water Society y galardonada con el Superior Taste en el ITQSI.

Composición: cada litro contiene 139 mg de calcio, 30 de magnesio, 0,83 de flúor, 222 de bicarbonatos y 323 mg de sulfatos.

Normas