Telecomunicaciones

Orange España abre la segunda ronda de prejubilaciones para 2017

Podrán prejubilarse los mayores de 55 años con una antigüedad en la empresa de 10 años

Las salidas de la compañía tendrán lugar durante 2017

Recibirán un complemento equivalente al 85% de su salario fijo neto anual

Orange
Sede de Orange España.

Orange España ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para la apertura de un nuevo plazo de prejubilaciones voluntarias en 2017. Esta era una de las medidas previstas en el plan social adosado al expediente de regulación de empleo (ERE) realizado a principios de 2016 ante el supuesto de no alcanzar la cifra de desvinculaciones pactada en el citado despido colectivo.

En este caso, podrán prejubilarse las personas de centros afectados por el ERE que a lo largo de 2017 cumplan 55 años o más y que hayan sido contratados antes del 15 de abril de 2007. Es decir, que tengan un mínimo de 10 años de antigüedad en la compañía.

El plazo de adscripción será de un mes, desde el 15 de noviembre al 15 de diciembre de 2016. La operadora se reserva la posibilidad de rechazar la petición, previo informe a la comisión de seguimiento.

Los empleados que se prejubilen causarán baja en la empresa el 28 de febrero de 2017. Ahora bien, por necesidades del servicio, traspaso de actividad o cierre de proyectos, se podrá posponer la fecha de salida.

Los prejubilados recibirán un complemento equivalente al 85% de su salario fijo neto anual, abonado en 12 pagas al año, con una revalorización del 1% anual. La finalización del complemento se producirá en la fecha en la que el trabajador o trabajadora cumpla la edad que aparece en la siguiente tabla o bien cuando pase a recibir la pensión de jubilación. La empresa se hará cargo del convenio especial con la Seguridad Social en los términos previstos por la ley.

En este sentido, la prejubilación será compatible con la prestación de servicios por cuenta propia o ajena, siempre que no se haga en empresas competidoras de la propia Orange.

La compañía cerró a principios de abril de forma definitiva el citado ERE voluntario, puesto en marcha tras la adquisición de Jazztel. Finalmente, un total de 435 trabajadores se apuntaron al plan de ajuste, 61 menos de las 496 bajas planteadas inicialmente por la operadora.

Normas
Entra en El País para participar