Entrevista

David Bloom: "La victoria de Trump puede destruir al peso mexicano"

David Bloom, jefe global de divisas de HSBC.
David Bloom, jefe global de divisas de HSBC.

David Bloom es jefe global de divisas en HSBC. Desde que en 1992 se incorporó al banco, su papel ha estado muy ligado al estudio de las monedas mundiales. Pese a su gran conocimiento sobre este mercado, el experto considera que los últimos acontecimientos políticos en el mundo están haciendo variar fuertemente el comportamiento de estos activos. Aunque la evolución de las divisas era hasta ahora bastante predecible, tener una ventaja en la comprensión sobre política es, para Bloom, imposible. Pese a que considera que adivinar en este campo no es su fuerte, el economista prevé un camino convulso para el dólar y el peso mexicano tras la victoria de Donald Trump.

Pregunta. Después de la inesperada victoria de Donald Trump, ¿cómo se comportará el dólar?
Respuesta. Las implicaciones a medio plazo para el dólar son mixtas aunque negativas. Tenemos que ver qué políticas implementará. Una expansión fiscal y una nueva legislación para llevar a cabo la repatriación de los beneficios de las empresas en el extranjero podría ser positivo para la divisa. Sin embargo, un dólar débil puede ser posible con los esfuerzos de Trump por estimular las manufacturas y con una dura política de inmigración que puede recortar el potencial de crecimiento. Además, puede meter presión a los ingresos reales con tipos más altos propiciando una recesión económica. Eso, combinado con una postura aislacionista puede llevar a los extranjeros a vender sus activos en dólares.

P. ¿Se verán golpeadas las monedas de los países emergentes?
R. Con una victoria de Clinton, las monedas de estos países hubieran empezado a ser muy atractivas. Sin embargo, después de que se impusiera Trump, ahora estamos más preocupados por las monedas de los países emergentes de mayor rendimiento porque sus fracturas empezarán a materializarse rápidamente. Ello significa que algunas de las divisas que habíamos evitado probablemente serán las que mejor superen este periodo de creciente incertidumbre, como por ejemplo, el dólar singapurense.

P. ¿Cómo de afectado se verá el peso mexicano?
R. La victoria de Trump podría matar al peso mexicano. La divisa podría irse fácilmente hasta los 22 pesos por dólar porque el tipo de cambio se está moviendo en esa dirección. Pero no es solo México. También pueden sufrir Brasil, Sudáfrica o Turquía.

P. ¿Todo ello nos viene a decir que las divisas ahora tienden a moverse en base a la política?
R. Sí, porque realmente los riesgos políticos no se pueden reflejar del todo ni en las acciones ni en los bonos, que no reaccionan como lo han hecho históricamente porque están contenidos por el programa de compra de deuda del BCE. Así que se acaban reflejando en las divisas porque todavía forman parte de un mercado libre y abierto. El mercado de divisas está empezando a moverse por la parte política, que es mucho más difícil de entender porque la mayoría de los analistas estamos entrenados para mirar datos y entender la economía. La cuestión es, ¿es la política más importante o es que todo lo demás es menos importante? No estamos del todo seguros pero definitivamente está jugando un rol muy relevante en los movimientos del mercado de divisas.

P. ¿Crees que la cotización entre el euro y el dólar llegará a igualarse?
R. No. El euro ya está barato. El valor apropiado para el euro son los 1,25 dólares y ahora está en torno a 1,10. El BCE sigue con su programa de compra de deuda, la Fed seguirá subiendo tipos, así que no hay nada nuevo que haga variar el cruce entre ambas monedas. El comportamiento del euro dólar no estará condicionado tanto por las reuniones del BCE, sino por el próximo acontecimiento político, que será el referéndum italiano. Nos movemos de citas políticas a citas políticas. Estas son la mayor influencia en las divisas, más que los bancos centrales. Para alcanzar la paridad, Renzi tendría que caer en Italia al salir mal el referéndum, Marine Le Pen lo tendría que hacer muy bien en las elecciones en Francia...No creo que todas esas cosas lleguen a pasar.

P. ¿Es un buen momento para invertir en divisas?
R. Siempre es un buen momento porque cuando unas suben otras caen. La divisa que eliges depende del apetito por el riesgo que tengas y del tipo de persona que seas. Si vas a los altos rendimientos de India, Indonesia o Sudáfrica, tienes mayor riesgo. Te dan estos rendimientos al devolverte ese riesgo que tú has asumido.

"La caída de la libra es parte de la solución en Reino Unido"

Aunque el experto de divisas de HSBCcree que la libra esterlina continuará su tendencia a la baja, considera que no hay que alarmarse. “La razón por la que la libra está cayendo es porque Reino Unido tiene uno de los mayores déficits por cuenta corriente en el mundo”, señala David Bloom. Por este motivo, el experto cree que la caída de la divisa podría ayudar a las exportaciones porque hará que los bienes en Reino Unidos sean más competitivos, aunque también haría que la inflación aumentara, aplacando los ingresos reales y provocando una demanda más débil que contribuiría a frenar las importaciones.

Otro de los factores a los que contribuye la caída de la libra es, según Bloom, a que la economía británica se haga más barata y atractiva de cara a los inversores.

“La caída de la divisa es parte de la solución a los problemas de Reino Unido”, explica el director global de divisas de HSBC, quien aclara, no obstante, que ello no significa que el brexit haya sido bueno para el país. “No digo que esté siendo bueno o malo, lo que opino es que una vez que se ha tomado esa decisión, la caída de la libra es lo que tenía que pasar”, explica Bloom. “Si cede hasta los 1,20 dólares para final de año y hasta 1,10 para el próximo es algo aceptable”, señala. Estos continuos descensos podrían, según el experto, llevar a la divisa británica a la igualdad con la moneda única. “Prevemos que la paridad entre el euro y la libra llegue para el final del año que viene”.

Normas