Automóvil

GM da la bienvenida a Trump echando a 2.000 trabajadores

Eliminará la plantilla en 2017 al suprimir el tercer turno laboral en dos fábricas

No ha esperado ni veinticuatro horas de la elección de Trump como presidente y General Motors, uno de los iconos automovilísticos estadounidenses ha anunciado que planea despedir a 2.000 empleados en dos plantas de autos estadounidenses a principios de 2017.

GM aseguró que prescindirá de esta plantilla cuando elimine el  tercer turno en sus plantas de Lordstown en Ohio y Lansing en el estado de Michigan a mediados de enero.

La planta de Lordstown construye el Chevrolet Cruze compacto, cuyas ventas de los Estados Unidos hasta octubre bajaron un 20%. La planta de Lansing Grand River construye el Cadillac ATS y CTS, cuyas ventas bajaron un 17% hasta octubre por ciento hasta octubre. GM también dijo que invertirá $ 211 millones en la planta de Lansing para un "programa de nuevos productos" no especificado. La compañía también invertirá $ 668 millones en su planta de transmisión de Toledo para una nueva generación de transmisiones. 

Normas