Formación de Gobierno

Cambios mínimos en la estructura: solo una secretaría de Estado más

Solo se crea una nueva Secretaría de Estado y se cambia de nombre otra

Gobierno Rajoy
Rueda de prensa de Soraya Sáez de Santamaría tras el Consejo de ministros EL PAÍS

El continuismo marca el segundo gabinete presidido por Mariano Rajoy, en los nombres y, aún más agudo, en la estructura ministerial. Se mantiene el número de ministerios, 13, y los cambios orgánicos son escasos. Solamente se crea una nueva secretaría de Estado y se cambia de nombre otra.

La nueva estructural ministerial ha sido publicada en el BOE de hoy, así como el nombramiento de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, y los ministros.

El principal cambio orgánico respecto al Ejecutivo nombrado en 2011 es el pase de las competencias de relaciones con las administraciones públicas al ministerio de la presidencia. Así,se desgaja la antigua secretaría de Estado de administraciones públicas en dos patas, la de función pública, que seguirá bajo el ministerio de Hacienda que conserva Cristóbal Montoro, y la de administraciones territoriales, que depende del ministerio de la Presidencia, de Soraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta asumirá en su nuevo cargo, además de las funciones habituales del ministerio de presidencia, “las relaciones con las comunidades autónomas y las entidades que integran la administración local, y las relativas a la organización territorial del Estado”. Además, de Santamaría sigue dependiendo el Centro Nacional de Inteligencia, CNI.

Otro leve cambio que se produce es que la secretaría de Estado de Comunicación, que dependía desde 2011 del ministerio de presidencia, pasa ahora de depender directamente de Rajoy, y de hecho esta secretaría, aunque su adscripción figura en el BOE, figura en la lista de organismos suprimidos.

El retoque de competencias en el área económica, mientras, apenas se traslada a la estructura en su nivel superior. Aunque Luis de Guindos asume la cartera de Industria y su ministerio cambia de nombre (ministerio de Economía, Industria y Competitividad), mantiene intactos los tres departamentos (apoyo a la empresa, comercio e I+D). El nuevo ministerio de Energía, Turismo y agenda Digital, mientras, solamente sustituye la secretaría de Estado de telecomunicaciones y sociedad de la información por la secretaría de Estado para la sociedad de la información y la agenda digital. Las de energía y turismo no registran cambios.

Más allá de los cambios ya referidos, el decreto que regula la estructura ministerial está calcado, palabra por palabra, del de 2001. Quedan por ver, eso sí, los posibles cambios en niveles inferiores, como las direcciones generales. Y, especialmente, cómo queda la comisión delegada de asuntos económicos, que hasta ahora presidía el propio Rajoy y de la que depende la coordinación entre los ministerios de este área.

Normas