Editorial

Motivos para temer a Trump

Tradicionalmente, las Bolsas nunca tuvieron miedo al Partido Republicano estadounidense ni a sus candidatos presidenciales. Más bien al contrario, se le consideraba una formación market-friendly, próximo a las grandes empresas, las políticas ortodoxas y las medidas liberalizadoras. Pero esta campaña de las presidenciales está derrumbando conceptos muy arraigados. Esta vez el mercado quiere agarrarse a una victoria de la demócrata Hillary Clinton porque le inquietan las consecuencias de un triunfo del populista Donald Trump. Las últimas encuestas, que sitúan a ambos a la par, extendieron ayer la preocupación en las Bolsas. Ello a pesar de que los estudios más finos mantienen la ventaja de Clinton en los estados decisivos. El triunfo del brexit, por sorpresa para un mercado confiado en el remain, es un mal precedente.

 ¿Hay motivos para temer a Trump? Sí por lo que tiene de desestabilizador para el orden mundial:enemigo del libre comercio, la globalización y la inmigración;crítico con la independencia de la Reserva Federal;agitador en Oriente Medio (habla a menudo de pulsar el botón nuclear), amenazante contra China y cercano a Putin. La mera promesa de rebajas fiscales a los ricos (en eso sigue la línea de su partido) está lejos de constituir un plan económico coherente. Sí. Hay motivos de sobra.

Normas