Tribuna

10 razones para la caída de márgenes en el crédito

El BCE quiere premiar a los bancos que transfieran crédito a tipos bajos a la economía real

A pesar de la incertidumbre política, parece que las fuerzas del ciclo económico permiten que los actores del mercado del crédito al consumo recuperen el ánimo y que, después de una reorganización del sector bancario y financiero y la consecuente sequía de crédito, la ambición y la necesidad empujen a un retorno progresivo de la competencia.

Las condiciones de refinanciación en el mercado interbancario, propiciadas por la política del Banco Central Europeo, han llevado el coste del dinero a niveles desconocidos desde hace siglos.

Los márgenes de las operaciones de crédito han alcanzado un máximo en 2013 y empiezan a bajar paulatinamente. Existen diez razones que nos hacen pensar que los márgenes de los establecimientos de crédito pueden caer fuertemente:

1. La competencia de los actores tradicionales. Desde 2008, las llamadas entidades financieras, a menudo filiales de bancos, redujeron su actividad de manera drástica. La casi desaparición de la competencia dejó hasta 2014 pocos actores frente a los intermediarios y esta situación, junto al descenso del interbancario, permitió a estos realizar buenas cosechas de clientes.

Ahora, atraídos por el aumento del mercado del automóvil y una vez saneados los balances, esas mismas financieras tienen que justificar su existencia de cara a sus respectivas casas matrices y recuperan la ambición y el ansia de ampliar sus volúmenes de negocio.

2. La competencia de los bancos. En España, en cinco años, hemos pasado de 73 bancos y cajas a unos 25 actualmente. Los esfuerzos de reorganización ya realizados y la bajada de los ingresos hacen que los bancos vuelvan a una actividad muy rentable.

3. La evolución del consumidor. Recientemente hemos visto al consumidor moderno adquirir nuevos comportamientos con sus interlocutores, la difusión de la información, la aparición de numerosos competidores en internet y una cierta pérdida de credibilidad de los bancos conllevan que el precio va de nuevo a contar mucho más en una negociación de crédito. Vemos que cada vez más los consumidores muy solventes recurren a la vez a varias ofertas antes de decidir, lo que obliga a los comerciales a flexibilizar sus posiciones.

"Los márgenes de las operaciones alcanzaron un máximo en 2013 y empiezan a bajar"

4. Los prescriptores reencuentran una posición de negociación. Frente a más intervinientes, los prescriptores (concesionarios de coches, grandes superficies, tiendas en general) de crédito al consumo negociarán más sus condiciones (ayudas y bonificaciones de todo tipo) que reducirán el margen.

5. Nuevos entrantes, diversificación. Aunque los volúmenes pueden parecer ahora anecdóticos, numerosas iniciativas existen en el sector de las fintech que atraen los clientes jóvenes más sensibles a la rapidez y a internet que al precio.

6. La tecnología (la web y otros). Las promesas de internet para reducir gastos tendrán un impacto, los intercambios electrónicos facilitan y simplifican los trámites y los controles.

7. Las presiones sobre los tipos variables y las amenazas regulatorias en los créditos revolving van a mermar la posición de rentabilidad extraordinaria de este producto que algunos ven como refugio.

8. La reestructuración de deudas. La vuelta a la solvencia de miles de antiguos desempleados (>500.000) va a permitirles salir de la zona oscura y pedir créditos nuevos con tipos mejorados.

9. El balance transfer. Si los tipos de los nuevos créditos bajan, algunos actores pioneros están decididos a importar la práctica anglosajona que permite cazar a los buenos clientes permitiéndoles refrescar sus deudas con ahorro de intereses: los ficheros negativos se podrían transformar en herramientas de marketing.

10. Europa y el BCE. Los márgenes de los operadores financieros en el crédito en Europa Occidental están de media un 30% más bajos, y el BCE está buscando una manera de premiar a los bancos que transfieran el crédito a bajos tipos a la economía real.

Afortunadamente, esta bajada de los márgenes se está realizando paulatinamente (ha empezado en 2013), pero las entidades que actualmente tienen cuentas de resultados ligeramente positivas van a sufrir en sus resultados de 2018…

¿Existen 10 maneras de reaccionar antes esta situación? Quizás… pero eso es otra historia.

Julien Boyer, Solventia Consultores Crédito al Consumo.

Normas