Entrevista

Antonio Núñez: “Los directivos tienen que adaptarse a los ‘millennials”

El experto y socio de Parangon Partners publica 'El líder ante el espejo', una radiografía de la alta dirección

Antonio Núñez.
Antonio Núñez.

Conoce bien a la clase directiva. Desde hace años, Antonio Núñez (Madrid, 1971), es socio de la firma de headhunters Parangon Partners. También trabajó como responsable de políticas sociales en el gabinete del presidente del Gobierno y en diversos departamentos del IESE. Ahora presenta El libro ante el espejo, editado por El País Libros, basado principalmente en las entrevistas realizadas a altos ejecutivos y publicadas durante tres veranos en la sección de Directivos de CincoDías.

Pregunta. ¿Qué lecciones se pueden extraer de este libro?

El decálogo del líder

Según cuenta Antonio Núñez en su libro El líder ante el espejo, este debe tener capacidad de ilusionar, de dar ejemplo, de tener una visión estratégica y prudente, pero también debe tener capacidad para navegar en la adversidad, de saber gestionar el cambio y de dirigir orientado principalmente a resultados.

Pero además, según enumera el autor del libro, ha de contar con una curiosidad apasionada, priorizar la focalización, innovar en la era digital y saber comunicar, comprendiendo los nuevos canales.

Respuesta. Es una radiografía del 40% del PIB del tejido empresarial español, a través de conversaciones con ejecutivos de multinacionales y también de pequeñas empresas., de las que se puede extraer un decálogo del perfecto directivo.

P. ¿Cuáles son esas cualidades que marcan el perfil del buen ejecutivo?

R. El 87% tiene una estrategia, son personas que saben ilusionar y motivar. Son líderes con una clara orientación a resultados y flexibles. También tiene un peso importante la ejemplaridad y los valores, además de saber navegar en la adversidad, saber gestionar el cambio y aprender de otras culturas y modelos de negocios.

P. ¿Qué otros objetivos tienen?

R. Es importante que tengan claro el foco, no solo dónde ir, sino cómo innovar. Dentro de esta revolución que estamos viviendo es importante el cambio tecnológico, saber comunicar y lanzar un claro mensaje a la organización. Todo el equipo debe estar alineado con la estrategia común.

P. ¿De qué manera ha impactado la crisis económica en la forma de actuar de los directivos?

R. Creo que la crisis ha fortalecido a los ejecutivos, con una orientación a los resultados y una vuelta a los principios básicos, como es la visión y la misión de la compañía. También cobra importancia tener a los equipos motivados.

P. ¿Cómo influye en el comportamiento de los responsables de las compañías la irrupción de los millennials?

R. Es un nuevo consumidor, que está presente en los nuevos modelos de negocio. Existen nuevas formas de comprar, de usar las redes sociales y la tecnología, además de nueva generación de trabajadores en las empresas, que demandan motivación y a los que hay que retener. Por todo ellos los directivos tienen que adaptarse a los millennials. Es un fenómeno a tener en cuenta.

P. ¿Qué otros cambios se perciben a medio plazo dentro de las organizaciones?

R. Se nota que hay optimismo. A pesar de los diferentes tsunamis, de la inestabilidad política, el nivel de optimismo se percibe sobre todo en cómo va a ir la economía en los próximos años. Se ha fortalecido el talento y el liderazgo empresarial. Las empresas están saliendo a competir en el mercado internacional, y hay muchos empresarios pequeños que lo están haciendo muy bien fuera.

P. ¿La incertidumbre política pesa sobre sus decisiones?

R. Es motivo de preocupación sobre todo para las empresas que están reguladas, y para aquellas que tratan con la administración y para las que las decisiones de esta influyen en la cuenta de resultados.

P. ¿Se está reactivando la búsqueda de directivos?

R. Desde hace ya varios meses se nota una reactivación del mercado, sobre todo las empresas buscan cubrir nuevos puestos con perfiles digitales o tradicionales, como un director general. Antes te acercabas a un candidato y no se movía, ahora te escucha y está receptivo. También hay movimientos en las empresas españolas para cubrir posiciones a nivel internacional, porque hay nuevos proyectos interesantes en otros mercados.

P. ¿Y los profesionales que le piden a las empresas?

R. Ante todo un proyecto. Más que el nombre de la compañía y el prestigio que tenga, se valora las motivaciones, que han de ser interesantes, y sobre todo qué es lo que puede aportar el directivo al proyecto, al crecimiento y a la sostenibilidad de la empresa.

P. Los principales puestos siguen estando reservados para los hombres.

R. Trabajamos en la búsqueda de consejeros y las empresas nos piden cada vez más que incorporemos a consejeras. Cada vez se ven más mujeres en los comités de dirección, pero todavía hay mucho trecho por recorrer.

 

Normas