Operaciones corporativas

La opa de exclusión de Portland encalla por la compra de Slim de su filial en EE UU

El inversor utiliza una firma mexicana para hacerse con el 55% de Giant

El inversor mexicano Carlos Slim.
El inversor mexicano Carlos Slim.

La opa de exclusión de Portland Valderrivas se dilata ocho meses desde su anuncio el 4 de marzo. La opa está en el limbo mientras Carlos Slim ha acordado la compra del 55% de Giant, la división estadounidense de Portland, a un precio un 21% inferior al tasado en el informe encargado por FCC para sustentar el precio de la opa. La operación se ejecutará a través de una firma mexicana participada por el magnate. La CNMV evalúa los nuevos factores.

La opa de exclusión sobre Cementos Portland Valderrivas colea desde el 4 de marzo. Entonces, Carlos Slim anunció una opa por FCC y de rebote propuso la exclusión de Portland, de la que el grupo constructor que preside Esther Alcocer Koplowitz controla un 77,9%.

La compra del 55% de la filial estadounidense de la cementera española (Giant) por Elementia –empresa mexicana en la que Slim controla el 35,6% y la familia Del Valle, a la sazón accionista de Popular, un 39,6%– fue comunicada el viernes, tras ser aprobada por FCC y Portland. Esta operación complica la opa de exclusión en España de Portland.

La oferta se hizo a 6 euros por acción, precio sustentado en un informe de Banco Santander. El documento asegura que esta valoración, de 310 millones por el 100%, cumple con los criterios del real decreto que regula las opas. Santander situaba el rango de valoración razonable de la compañía a fecha de emisión del informe, el 20 de mayo de 2016, entre los 4,95 y 5,50 por acción. El precio ofrecido en la opa se sitúa un 9,1% por encima del máximo de la horquilla de valoración.

La CNMV cuestionó las tasaciones de la cementera

El 8 de junio la CNMV envió a FCC un requerimiento en el que cuestionaba la discrepancia entre el valor en libros al que tenía registrada la participación de Cementos Portland, a unos 13,5 euros por acción, por un total de 673,5 millones de euros, respecto el precio de la opa de 6 euros por acción: “Expliquen la razonabilidad de las diferencias existentes entre el valor en libros, individual y consolidado, de la participación que mantiene FCC en Cementos Portland y la valoración de la citada participación que resulta de la opa”.

En la respuesta, FCC esgrime un informe de BDO que defiende la diferencia entre el valor razonable y el de uso, que es el que aplicaba FCC en sus cuentas a cierre de 2015.

El documento de BDO, fechado el 23 de mayo, aunque defiende la razonabilidad de las diferencias de valoración –la aplicada por FCC para computar la participación en su balance y la de Santander para utilizarse como referencia en la opa de exclusión–, revela que el grupo constructor “se encuentra analizando si el valor en libros de su inversión en Cementos Portland Valderrivas es consistente con el valor estimado por Banco Santander a través de su metodología de DFC [descuentos de flujos de caja] y con el precio propuesto para la opa de exclusión”.

Finalmente, FCC se anotó a cierre del pasado septiembre un deterioro de 300 millones de euros en la división de cemento, aunque lo atribuyó “al retraso habido en el proceso de recuperación previsto de la demanda en España, vinculado al nuevo retroceso sufrido por la inversión pública a lo largo de este ejercicio”.

FCC, con ese movimiento, acerca el valor en libros al de la opa, uno de los argumentos utilizados por los minoristas ante la CNMV para exigir una mejora de precio de exclusión.

6

euros por acción es el precio de la opa de exclusión de FCC por Cementos Portland. En Bolsa cotiza en torno a un 3% por encima.

3.400

millones de euros llegó a valer en Bolsa Cementos Portland Valderrivas en 2007, cuando alcanzó su máximo histórico.

FCC presentó la opa de exclusión el 29 de julio, casi cuatro meses después de anunciarla, la CNMV comenzó su tramitación el 10 de agosto, y hasta ahora. Fuentes conocedoras de la situación explican que la CNMV está analizando toda la información y que una de los escenarios que baraja el supervisor es exigir una mejora del precio de la opa.

Un elemento que distorsiona todo el proceso, pese a que se ha producido posteriormente al lanzamiento de la propuesta de exclusión, es que el mismo accionista de FCC, que a su vez controla Portland, haya llegado a un acuerdo para controlar una de las principales filiales de la cementera española.

Elementia, que fabrica y comercializa productos para la industria de la construcción, ya había anunciado el día 14 de octubre una ampliación de 220 millones de dólares (unos 202 millones de euros) para hacerse con el 55% de Giant. Incluso elaboró una presentación en la que califica el precio de adquisición de “competitivo”, en comparación con sus principales comparables. Según este documento, la valoración de Giant conforme a la ratio de dólares por tonelada es inferior a la de sus principales comparables.

El precio que Elementia pagará supone valorar el 100% de Giant en 400 millones de dólares (unos 367 millones de euros); el informe elaborado por Santander que sustenta el precio de la opa de exclusión otorga a la división estadounidense un valor razonable de 464,3 millones. El precio al que comprará Elementia es un 21% más bajo. La firma mexicana documentó antes de que se acordara la venta que la transacción estaría finalizada el 9 de noviembre.

Giant supuso el 38,6% de la facturación de Cementos Portland entre enero y septiembre. Desde Cementos Portland Valderrivas, han declinado hacer comentarios sobre esta información. Ningún portavoz de FCC estuvo disponible el viernes para atender a la llamada de CincoDías.

Normas