Deporte

El fútbol español,un negocio donde ahora “solo cabe gente seria”

Los clubes se postulan como una inversión segura para los inversores extranjeros

LaLiga
Juan José Cano, socio de KPMG;Javier Gómez, director general de LaLiga;Maheta Molango, consejero delegado del Mallorca, y Miguel ÁngelGil, consejero delegado del Atlético de Madrid.

La llegada de inversión extranjera al mundo del fútbol ha dejado de ser patrimonio de la liga inglesa. La competición española ha visto cómo en los dos últimos años se ha intensificado el interés y las adquisiciones, totales o parciales, de equipos de las distintas categorías profesionales. Hoy, cuatro clubes de Primera División son propiedad de capital foráneo: Málaga, Valencia, Espanyol y Granada. Además, el Atlético de Madrid es en un 20% del gigante Wanda, y el Celta de Vigo tiene una oferta encima de la mesa para su adquisición por parte de un consorcio chino. “Invitaría a que los inversores se planteen entrar en el fútbol español, ahora que están los precios bajos”, afirmó el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, en el congreso World Football Summit, que se celebra este jueves y viernes en Madrid.

El Atlético prevé ingresar 400 millones en la temporada 19/20

El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, adelantó ayer en el World Football Summit que el club, del que es propietario del 49% de las acciones, facturará 400 millones de euros a partir de la temporada 2019/2020, sin contar los traspasos de futbolistas. Son 100 millones más de lo que preveía en el llamado Plan 2020, diseñado antes de la mejora deportiva experimentada en los últimos años, que también le ha permitido pagar parte de la deuda que generó con Hacienda, que llegó a ser de 200 millones de euros hace apenas cuatro años. La base para lograr ese objetivo, y cancelar los 60 millones que aún adeuda al fisco, es continuar participando en la Liga de Campeones, apuntó Gil Marín. En el ejercicio 2014/2015, último con las cuentas disponibles, el Atlético ingresó 160 millones de euros. El presupuesto aprobado para el actual es de 280 millones.

Un hecho que hace no demasiado tiempo era visto con escepticismo, y que ahora se espera con los brazos abiertos. Algo que ha cambiado porque, según los dirigentes del deporte rey en España, los interesados en estos momentos sí son de fiar. “Ahora, en el fútbol español se habla de saneamiento, de unos ratios de deuda respecto a la cifra de negocio de los mejores de Europa, y que en 2019, serán los mejores.Se habla de estrategia, de valor de marca... Es el escenario que tenemos, y que los inversores analizan. Por eso se plantean invertir aquí”, defendió el director general de LaLiga, la patronal de los clubes españoles, Javier Gómez. Al finalizar 2015, los 42 clubes que componen las dos primeras divisiones españolas debían 2.675 millones. Ahí se incluye deuda bancaria, con las administraciones públicas, con otros equipos... Una cifra que suponía una reducción del 20% en tres años. Los ingresos por la venta de derechos televisivos han pasado del entorno de los 800 a los 1.300 que se repartirán este año, un buen reclamo para la inversión extranjera. Pero, advirtió Gómez, “aquí solo cabe gente seria. Han llegado propuestas de empresarios que luego no eran nada”, al tiempo que recomendaba a los potenciales compradores “que tengan en cuenta el caso particular de cada club, su filosofía, sus aficionados... Pero la inversión en el fútbol español tiene certidumbre”.

“Antes no éramos profesionales ni serios”, analizó Maheta Molango, consejero delegado del Mallorca, club de la segunda división y que, desde enero, es propiedad del empresario estadounidense Robert Sarver. “Se gestionaban clubes como si fuesen pymes, y eso aleja a los inversores”, prosiguió el dirigente, apuntando que el perfil de comprador que tiene que llegar al fútbol español “tiene que ser gente que aplique en el fútbol los mismos estándares que aplicaría en Apple, Google o El Corte Ingles:un plan de negocio, objetivos de gastos, ingresos... Cosas que antes no existían”.

Factores que, junto a la internacionalización o un mayor cuidado del producto televisivo, deben potenciarse para dar caza a la Premier League en 2019, objetivo señalado por LaLiga. Una tarea difícil. Uno de los fundadores del actual formato de liga inglesa, Rick Parry, recordó queel 60% de los ingresos televisivos proceden del extranjero (en España, el 40%), y que 17 de sus 20 equipos tienen como patrocinadores principales, marcas extranjeras.

Normas