Entrevista al director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI

Alejandro Werner: “Los subsidios a la energía benefician a los más ricos en Latinoamérica”

Alejandro Werner: “Los subsidios a la energía benefician a los más ricos en Latinoamérica”

Werner ocupa esa dirección en el FMI desde enero de 2013 y ha sido testigo del boom de las materias primas, del desplome del precio del crudo y los alimentos y del impacto que ha tenido en las grandes economías latinoamericanas: Brasil, Argentina, Ecuador y Venezuela están en recesión. En un acto celebrado ayer en la Fundación Ramón Areces, el director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI presentó las perspectivas y los desafíos que afronta la región en el corto y medio plazo. “Hay que mantener la salud macroeconómica, pero continuando el avance social”.

 Pregunta. Las perspectivas que presentan auguran un futuro más que incierto para la región. ¿Hay razones para el optimismo?

"El impacto de la recesión brasileña ha sido menor por la escasa integración económica y el boom de las materias primas”.

Respuesta. 2016 va a ser un año difícil para la región, cuyo PIB se va a contraer un 1,6%. Hay cinco economías con crecimientos negativos: Venezuela (-10%), Brasil (-3,3%), Ecuador (-2%), Argentina (-1,8%) y Surinam. El resto de economías de la región están en tasas positivas, pero menores de la tasa promedio de antes. Las de Suramérica se han visto perjudicadas por la caída de los precios de la energía y de las materias primas, y las Centroamérica y Caribe, beneficiadas.

P. ¿Esa situación se ha producido por factores endógenos y exógenos?

R. Los que están en recesión o están desacelerándose son más por factores endógenos que exógenos. En Venezuela hubo excesos muy importantes, con déficits públicos de dos dígitos, gracias a unos precios del petróleo elevados, una inflación que ha superado los tres dígitos y un nivel de intervención de la economía que ha llevado a la destrucción del tejido productivo. En Argentina ha sido similar, con menor intervencionismo, y un desplome inédito de la inversión.

“Hay que mantener la salud macroeconómica en Latinoamérica, pero continuando el avance social”.

P. El FMI prevé que Brasil, la mayor economía de la región, estará en recesión en 2016. ¿Si Brasil se resfría, Latinoamérica se constipa?

R. No. Es una economía importante, pero Brasil no es un hub de la región. Es una economía relativamente cerrada, el boom de materias primas hizo que los países vecinos se volcaran más en ese segmento que en establecer relaciones con otros países en el comercio intrarregional. Paraguay ha crecido a tasas del 4% con Brasil en recesión. Los países vecinos han limitado el impacto de la recesión brasileña por la escasa integración económica y el boom de las materias primas.

P. ¿Cómo valora los primeros pasos del nuevo Ejecutivo de Brasil? ¿Van en la dirección correcta?

“Argentina gastaba cinco puntos del PIB en subsidiar electricidad y gas natural”

R. Estamos viendo que el nuevo gobierno está negociando con el Congreso para corregir la fuente fundamental de los desequilibrios fiscales: un gasto público excesivo, con una dinámica de crecimiento determinada por la legislación. Si no se revierte y se limita el gasto en pensiones e inversiones, no se romperá esta dinámica fiscal. El Gobierno está negociando a nivel constitucional, incluso por encima de estos derechos, un tope al crecimiento del gasto. También está relanzando una estrategia de infraestructuras para relanzar el crecimiento. Si estas medidas tienen éxito, Brasil revertirá los fenómenos recesivos, pero aún tiene grandes retos para salir de esta crisis con un crecimiento mucho más dinámico.

P. ¿Qué impacto puede tener la consolidación fiscal en una región con grave desigualdad social?

R. La buena salud financiera de muchos de los países les permitirá restablecer los equilibrios fiscales, sin hacer ajustes ni muy grandes ni muy rapidos. Y también pueden explorar mecanismos para mejorar la eficiencia del gasto, como el caso de los subsidios energéticos. Estos son claramente recesivos. El mayor porcentaje de gasto de los subsidios energéticos acaba beneficiando a los más ricos. Este es un área en el que se pueden lograr beneficios y obtener recursos para aminorar el impacto sobre los segmentos más pobres.

Argentina gastaba cinco puntos de PIB en subsidiar electricidad y gas natural, no siendo un gran exportador de energía. Brasil y México también subvencionaban gasolina y electricidad. Es un margen en el que los países están trabajando y el entorno de bajos precios del petróleo ayuda.

 

“Argentina va a crecer un 3,5% el próximo año”

Werner acaba de regresar de Argentina de la revisión del artículo IV. Conforme a este artículo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros todos los años. Un equipo de funcionarios visita el país, recaba información económica y financiera, y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. “El Gobierno de Macri se ha embarcado en una profunda reestructuración de la economía. Ha establecido unos objetivos de consolidación fiscal para tratar de bajar un déficit primario heredado del 5% del PIB”, señala Werner.

El directivo del FMI destaca, no obstante, el fortalecimiento institucional muy importante como el principal cambio respecto a la etapa de Cristina Fernández de Kirchner. “Está centrado en la recuperación de unas estadísticas de muy baja calidad y en la creación de un marco regulatorio previsible que fomente la entrada de inversión extranjera y vuelva a hacer el país atractivo”. Con esta frase, Werner hacía alusión a capítulos como la expropiación del YPF a la española Repsol, que llevó al Ejecutivo argentino por enésima vez al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial.

Werner cree que el impacto del Gobierno Macri va a ser inmediato en las cuentas nacionales. “Creemos que se va a visualizar en un cambio de crecimiento de los más altos de la región. Pasará de un decrecimiento del 1,8% en 2016 a un crecimiento del 3,5% en 2017". Uno de los pilares, a su juicio, será la entrada de nueva inversión privada.

Normas