Automoción

Un Ford cada 40 segundos para cumplir los 40 años

La factoría de la automovilística en Valencia celebra su cuadragésimo aniversario con una inversión acumulada de 9.559 millones de euros

Un Ford cada 40 segundos para cumplir los 40 años

El 18 de octubre de 1976 salía de la cadena de producción de la recién inaugurada planta de Almussafes (Valencia) el primer Ford Fiesta. Era de color bronce y tenía la matrícula de la efeméride: V- 1810-V. El rey Juan Carlos I asistió a la inauguración de la fábrica y al lanzamiento de un coche que se convirtió en icónico para la enseña estadounidense.


De aquel modelo Fiesta se han producido más de cinco millones de unidades y sigue en buena forma. Fue “el coche más vendido en su segmento en Europa el año pasado”, como destacó el presidente y consejero delegado, Jesús Alonso en la celebración del 40 aniversario ayer en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Ese primer modelo Fiesta acompañaba al presidente en el estrado durante su discurso, como inicio de la saga valenciana. En total, se han fabricado, en estos 40 años, más de 11 millones de diferentes modelos de Ford.

El Fiesta, sin embargo, ya no se fabrica en Almussafes. La producción se trasladó hace años a Colonia (Alemania) y, sin embargo, la planta se precia de ser “la que más modelos y variantes saca al mercado” de todas las fábricas de la automovilística. Actualmente, ensambla seis modelos diferentes: Kuga, Transit Connect, Tourneo Connect, Mondeo, S-Max y Galaxy. Además, realiza toda la gama de acabados de alta gama Vignale. Es la única factoría de España que produce uno de sus modelos en variante híbrida. “Hemos ganado modelos de mayor valor añadido”, señaló Alonso.

El grupo señaló que han realizado una inversión acumulada en la factoría en los 40 años de ejercicio de 9.559 millones de euros. El presidente, sin embargo, quiso destacar los 2.300 millones de euros comprometidos entre 2011 y 2015, “en medio de la crisis”. “La automovilística apostó fuerte por España y por esta fábrica en años duros, probablemente fuera la empresa que más invirtió en esa época”, dijo.

El riesgo, sin embargo, fue “positivo” y la “recuperación de la inversión ya está llegando”, afirmó Alonso. Este monto total ha servido, según el presidente, “para transformar una fábrica puramente exportadora en una megaplanta que manda coches a 150 países, con valor añadido, altamente tecnológica en la que trabajan 9.300 empleados y 1.900 robots”. La plantilla se ha incrementado en 4.000 personas en los últimos tres años.

En este mismo sentido, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, presente en la celebración, manifestó que Ford “se ha convertido en un vector fundamental” para el crecimiento de la región. “Representa el paradigma de la nueva industrialización”, afirmó. Puig destacó las reuniones bilaterales que mantienen con responsables de la empresa “para mejorar aspectos de la zona industrial o para fomentar iniciativas que nos interesan mucho, como el corredor mediterráneo”, explicó. “Ford es nuestra carta de presentación de cara a atraer proyectos industriales a la comunidad”, aseguró.

Puig quiso hacer hincapié en las relaciones laborales como garantía de estabilidad y buena marcha de la factoría de Valencia. “El éxito ha venido por el acuerdo social permanente. Es la prueba de que una empresa altamente competitiva puede tener unas fluidas relaciones laborales”, señaló. Así, el presidente de Ford España destacó que los empleados “están ayudando siempre a adecuarnos al mercado, dotando de flexibilidad la producción para adaptarla a la demanda”. Aunque no se mencionó en el evento, lo cierto es que la planta ha negociado en los últimos meses una reducción de jornada de dos horas para toda la plantilla hasta diciembre. De este modo, han evitado 430 despidos.

Normas