Tribuna

Tecnología para una nueva cultura de prevención

Los departamentos de RR HH han incorporado nuevas tareas para evitar la excesiva burocratización

En los últimos años, las tareas de los departamentos de recursos humanos se han incrementado notablemente, especialmente bajo una coyuntura de optimización de recursos, capital humano y costes. Han pasado de asumir las funciones propias de gestión y administración de personal a abarcar otras comunes con diferentes áreas de una organización, como las relaciones laborales o la mejora del clima interno. Una de las funciones más relevantes que los departamentos de recursos humanos han incorporado recientemente, por su estrecha relación y similitud a nivel de procedimientos administrativos, ha sido la gestión de la prevención de riesgos laborales.

Los directores y responsables de recursos humanos asumen progresivamente esta función como una pieza clave para preservar la salud de las personas que trabajan en la empresa, asegurar unas condiciones de trabajo óptimas y, por ende, garantizar la satisfacción y estabilidad de los empleados, unas cuestiones que cada vez son más centrales y prioritarias para las organizaciones bajo el entorno y la economía digital. A medida que se produce una mayor integración entre recursos humanos y prevención de riesgos laborales, se va superando la simplificación de procesos laborales y se avanza hacia la creación de una verdadera y consolidada cultura de prevención.

Para conseguir esta completa integración, un paso indispensable que deben llevar a cabo las organizaciones es la adaptación tecnológica y transformación digital. De hecho, el principal motivo por el que los departamentos de recursos humanos han incorporado tareas de prevención es para evitar la excesiva burocratización y el intercambio de papeles que se producen en el día a día, como la gestión de los equipos, la planificación de la actividad preventiva o el registro de incidencias, entre otros. En este sentido, integrar ambos sistemas bajo una única solución tecnológica o software, algo que ya es posible actualmente en el mercado, permite manejar con mayor agilidad y control el gran volumen de datos sobre los empleados que tienen las organizaciones en sus manos.

Además, la integración tecnológica puede ir más allá de la gestión de los empleados. Resulta útil en el caso de la formación y otras actividades en las que terceros intervienen en el día a día de la empresa, como nuevas instalaciones o reformas en las oficinas. Tradicionalmente, la coordinación de la vigilancia y seguridad de estas actividades se ha visto limitada por la falta de planificación y control dentro de la organización. Se han llevado a cabo muchas veces sin seguir los protocolos necesarios.

"El objetivo es que toda la organización asimile y promueva la seguridad integral"

Es por ello que los distintos departamentos que deciden las actividades empresariales deben tener implantado un sistema de avisos preventivos para que se pueda actuar a tiempo. La automatización de los avisos mediante una solución tecnológica en recursos humanos, por ejemplo, agilizará y simplificará la coordinación de las actividades empresariales. Esto permitirá obtener un mejor análisis de la situación y, sobre todo, evitar las situaciones indeseadas de improvisación.

Tampoco puede olvidarse que en los entornos actuales de movilidad, los técnicos de prevención de riesgos pueden ir rotando constantemente por una organización para estudiar y evaluar las condiciones laborales en los distintos departamentos, centrales y oficinas. Por lo tanto, deben contar con sistemas que les permitan ser más ágiles y eficientes, pudiendo acceder a la información de los empleados desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo. Con la tecnología en la nube pueden visualizar datos de forma móvil y sin complejas instalaciones y realizar determinadas gestiones, como la evaluación de riesgos, desde su tableta o su smartphone, lo que simplifica su labor y reduce, además, el uso del papel.

En definitiva, estamos ya en el camino para conseguir una auténtica convergencia entre los sistemas de gestión de recursos humanos y la prevención de riesgos laborales. La tecnología está jugando un papel clave en esta tendencia, permitiendo optimizar recursos y facilitar las tareas de los responsables. Pero debemos mirar hacia más adelante y trabajar para que los sistemas integrados no se impulsen solamente para una mayor optimización a corto o medio plazo. Hay que facilitar una verdadera cultura de prevención, con el objetivo de que toda la organización, a través del departamento de recursos humanos, asimile y promueva la seguridad integral y la prevención de riesgos laborales.

Reyes Palomares es directora área de Nómina y RR HH de Seresco.

Normas