_
_
_
_
Crónica de los mercados

La banca no salva al Ibex, que se queda ante los 8.800

El Ibex 35 pierde un 0,24% y cierra con 8.757,4%. La banca española aguanta en positivo, con el petróleo estable por encima.

Un trader en Wall Street.
Un trader en Wall Street.LUCAS JACKSON (REUTERS)

Jornada de indecisión en los principales índices de Europa. El Ibex empezó el día en positivo para a media mañana dar paso a las pérdidas por las dudas generadas respecto al contenido de las actas de la última reunión del Banco Central Europeo y a la posibilidad del freno en la expansiva política de compra de activos.

Pero a las 13:30 se hicieron públicas finalmente las transcripciones de la reunión y se disiparon los temores –pero no las dudas de la sesión- al confirmarse que el BCE seguirá manteniendo su línea de actuación al menos hasta que “la inflación vuelva al objetivo”, lo que supone una tasa algo por debajo del 2%.

Desde Link Securities, creen que el BCE toma esta decisión debido a que “la expansión económica se ha ralentizado ligeramente como consecuencia de la incertidumbre generada por el brexit y a la lejanía de los objetivos que persigue la máxima autoridad monetaria europea”.

 “El BCE extenderá su programa de compra de activos más allá del mes de marzo, y lo hará probablemente sin cambios, manteniendo el importe de las compras mensuales de activos por valor de 80.000 millones de euros”, aseguran desde Link Securities.

 Con los nervios más relajados tras cerciorarse de las intenciones del BCE, los inversores apostaron por la compra pero finalmente las dudas regresaron debido a la apertura a la baja de Wall Street y el Ibex acabó cerrando con una caída del 0,24% que lo situó en los 8.757,4 puntos.

El sector bancario tiró del Ibex durante la jornada y acabó situando a todos los bancos integrantes del selectivo –salvo Popular que cerró con una caída del 0,71%- a la cabeza del mismo. CaixaBank fue la cotizada que más se revalorizó (2,46%) seguido de Santander (1,02%), Bankia (0,94%), Sabadell (0,86%) y BBVA (0,76%).

Por el contrario, los valores más castigados se trataron de Cellnex (-1,59%), Aena (-2,57%) e IAG (-4,25%).

En el resto de plazas europeas las ventas también se han impuesto sobre las compras. El único índice que se ha salvado ha sido el MIB italiano al subir un 0,09%. Dax alemán (-0,16%), Stoxx 50 (-0,16%), Cac francés (-0,22%) y Footsie británico (-0,47%) se situaban en pérdidas.

Al otro lado del Atlántico se ha conocido el dato de paro semanal, que ha sido mejor de lo esperado. Pero será mañana cuando se publique la cifra de empleo que mantiene en vilo a los inversores, dado que podría determinar el movimiento al alza de los tipos de la Fed que el mercado espera para diciembre.

Otro de los protagonistas de la jornada fue el Tesoro Público español, que logró colocar 4.795 millones de euros en la emisión de bonos y obligaciones a largo plazo de este jueves, en todos los casos a un interés menor que en las subastas anteriores.

A la hora del cierre del Ibex, la rentabilidad del bono español a diez años se redujo en 13 puntos básicos hasta el 1,02%, mientras que el Bund alemán para el mismo periodo de tiempo ofrecía exactamente un 0% tras aumentar cinco puntos básicos. La prima de riesgo disminuía hasta situarse en los 102,2 puntos.

Por su parte, el barril de Brent de referencia en Europa subía un 1,06% hasta los 52,41 dólares por barril cuando cerraban los mercados europeos. El euro se dejaba un 0,32% y se pagaba a 1,1169 dólares al cambio, mientras que la libra británica caía un 0,78% hasta los 1,2649 dólares por cada una en ese mismo momento.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_