Cuentas públicas

La Airef prevé que España cumplirá el objetivo de déficit suavizado

Alerta que la recaudación del IRPF va peor de lo previsto por el efecto de la reforma fiscal

También estima que los ingresos por Sociedades quedarán por debajo de lo presupuestado

La Airef prevé que España cumplirá el objetivo de déficit suavizado Ampliar foto

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha publicado hoy el informe de seguimiento trimestral de la ejecución presupuestaria en el que contempla que España está en disposición de cumplir el nuevo y suavizado objetivo de déficit del 4,6% del PIB planteado por la Comisión Europea. Bruselas ofreció en julio una nueva senda de consolidación fiscal ante la evidencia de que España no tenía ninguna posibilidad de rebajar sus números rojos al 3,6% que figuraba en su Programa de Estabilidad.

El organismo presidido por José Luis Escrivá alerta de que el desvío presupuestario respecto a la previsión inicial del Gobierno se debe en buena medida a una evolución de los ingresos "menos favorable de lo esperado". En concreto, el supervisor de las cuentas públicas señaló que la rebaja fiscal del IRPF está generando una pérdida de recaudación superior a la que estimó el Ejecutivo. Los últimos datos de ejecución presupuestaria reflejan que el impuesto que grava el trabajo aportó hasta agosto a las arcas públicas 25.206 millones, un 1,8% menos. Sin embargo, el Gobierno había presupuestado un incremento superior al 5%. 

La aprobación el pasado viernes de la recuperación de un tipo mínimo del 23% en los pagos fraccionados del impuesto sobre sociedades para empresas que facturan más de diez millones de euros permitirá que la recaudación de este tributo mejore tras el agujero detectado en el primer semestre. Hacienda estima que la medida aportará en torno a 8.000 millones, una cifra importante y que, sin embargo, la Airef considera que no será suficiente para que se cumpla la previsión presupuestaria de recaudar 24.868 millones en el impuesto sobre sociedades este año.

Según las previsiones de la Airef, la Administración central cerrará ese año con un déficit del 2,2% del PIB, cuando el objetivo inicial era del 1,8%. La Seguridad Social registrará números rojos que equivaldrán al 1,6% del PIB y las comunidades autónomas cerrarán, según la Airef, en el 0,8% del PIB. Supone un desvío mínimo respecto al límite del 0,7% que ha exigido el Gobierno. La Autoridad Fiscal prevé que los ayuntamientos vuelvan a registrar superávit y logren un saldo fiscal positivo del 0,4% del PIB.

La intención del Gobierno es que el margen adicional ofrecido por Bruselas beneficie a la Administración central y la Seguridad Social, que se encuentran más lejos del objetivo fijado en el Programa de Estabilidad.

Normas