_
_
_
_
Deuda pública

El bono español toca mínimos al bajar de 0,9%

Nuevas cotas mínimas históricas para el bono ante la posibilidad de desbloqueo político en España El rendimiento del bono español amplía su brecha respecto al italiano a máximos de dos años

Brecha bono español e italiano
Belén Trincado

La rentabilidad del bono a diez años está ha marcado durante gran parte de la sesión nuevos mínimos históricos al caer por debajo del 0,9%. Pero al cierre fue incapaz de mantener la presión y cerró en el 0,93%. Esta nueva caída del bono llega después de que este fin de semana haya dimitido el secretario general del PSOE. Sigue sin resolverse la incógnita de si una abstención del partido socialista permitiría la investidura de Mariano Rajoy y con ello unos nuevos comicios, aunque ello no impide que el rendimiento del bono a diez años renueve mínimos.

El pasado viernes marcó un nuevo récord al recortar su rentabilidad por primera vez por debajo del 0,9% y si bien ayer registró un leve incremento, en línea con las rentabilidades del conjunto de la deuda soberana europea, se mantiene por debajo de ese nivel. Este descenso de rentabilidad puede atribuirse en parte a la percepción de los inversores de que no habrá unas terceras elecciones en España y también al hecho de que el bono español sigue beneficiándose de las mayores debilidades que el mercado encuentra en los activos italianos. Así, la brecha entre el rendimiento español e italiano se ha ampliado hasta máximos de octubre de 2014.

Los inversores piden 33 puntos básicos de rentabilidad al bono italiano. Link Securities reconoce que, “haya o no unas terceras elecciones en España, el escenario político seguirá siendo muy complejo” y cita el referéndum que celebrará Italia el 4 de diciembre sobre la reforma de la constitución como uno de los grandes focos de incertidumbre que se abren para los inversores en los próximos meses, junto a las elecciones estadounidenses de noviembre. El primer ministro italiano Matteo Renzi había vinculado su continuidad a una victoria en ese plebiscito, si bien a la vista de los resultados que apuntan los últimos sondeos el Gobierno italiano estaría ahora intentando rebajar ese compromiso para evitar la inestabilidad política de un triunfo del no. Un sondeo publicado por el diario Corriere della Sera revela que un 25% de los votantes rechazaría la reforma constitucional que propone Renzi y con la que rebajar el poder del Senado para bloquear las decisiones tomadas por el Congreso, frente a un 23% de votantes a favor. Los partidarios del no siguen creciendo y en cuatro de los seis últimos sondeos son mayoría frente a los partidarios de la reforma constitucional.

La inquietud sobre la banca italiana es otro gran factor que está penalizando a la deuda transalpina frente a la española. En la sesión de hoy, a falta de la referencia de Deutsche Bank –que no cotizó por ser festivo en Alemania–, los bancos más castigados del continente son los italianos. Intesa Sanpaolo, Banca Populare y Unicredit sufrieron caídas del 2%, en una jornada en la que además se filtró que UBIBanca está dispuesta a comprar, aunque a precio simbólico, cuatro pequeños bancos regionales que están al borde de la quiebra. Italia sigue sin embargo sin resolver el futuro de Monte dei Paschi, mientras el mercado especula con una ampliación de capital de Unicredit.

El plazo de diez años no es el único que está marcando cotas bajas nunca vistas. Todos los bonos se están beneficiando de la incertidumbre que se está viviendo en las Bolsas en las últimas jornadas provada por las dificultades que atraviesa el gigante alemán Deutsche Bank.

"Pero no sólo el 10 años marca mínimos, sino que en el resto de plazos ocurre lo mismo. Se observa que hay que ir a 15 años para obtener más de un 1% de rentabilidad y a 30 años para obtener el 2%", explicaba MIguel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja).

El experto cree que esta "buena evolución de nuestros bonos es un buen síntoma para nuestro mercado. Es la constatación de que desde fuera, los inversores entienden que el mayor crecimiento de nuestro país respecto al resto de Europa puede tener continuidad".

La deuda alemana también está cayendo a mínimos. Cualquier corrección en precio la aprovechan los inversores para comprar bonos. Hoy de nuevo tenemos la rentabilidad de los bonos alemanes en zona de mínimos históricos, alcanzando el bono a 10 años la rentabilidad del -0,15%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_