Crisis del PSOE

Susana Díaz rechaza el calendario propuesto por Pedro Sánchez

La presidenta de Andalucía y secretaria general del PSOE en la región, Susana Díaz ha pedido este jueves una reflexión entre los socialistas para analizar la situación en la que se encuentra el partido, tras la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva este miércoles. "Lo que está pasando es grave", sentenció la líder andaluza, durante el discurso inaugural del comité de dirección de la formación regional. Díaz, fuertemente ovacionada por sus compañeros, reivindicó la historia del PSOE y aseguró que la federación andaluza de los socialistas estaría "a la altura" de las circunstancias.

Díaz invitó a los líderes socialistas a llevar a cabo una reflexión con "serenidad, confianza y cabeza fría" sobre los resultados electorales y la situación interna del partido, que calificó de "triste, dura y difícil". Por lo que descartó el calendario propuesto por la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, que quiere celebrar elecciones primarias el 23 de octubre y un congreso extraordinario el fin de semana del 12 y 13 de diciembre. "Ahora toca este país, España, y luego el PSOE", aseguró.

Reivindicó Andalucía como un territorio ganador de elecciones al PP y se desmarcó de la derecha política, donde el sector cercano al secretario general Pedro Sánchez, la ha querido situar ideológicamente en las últimas semanas: "No hay socialistas de izquierda ni de derechas. Ser socialista es incompatible con ser de derechas". Díaz confesó haberse sentido dolida de que Sánchez calificara al sector de crítico de ser "subalternos del PP".

También quiso poner el foco sobre la necesidad de mantener el partido unido. "En el PSOE no hay bandos y el PSOE no es una banda", aseguró Díaz, en respuesta a Sánchez. Este recientemente, en una entrevista en El Diario, había situado al expresidente Felipe González en "el bando de la abstención", ya que el histórico líder socialista ha pedido en diversas ocasiones que se facilite un Gobierno del PP, tras los resultados electorales. La dirigente andaluza quiso destacar el legado de los expresidentes socialistas, González y Zapatero: "Todos somos libres de opinar".

Normas