Violenta emboscada bajista

Cuatro días de infarto en la Bolsa

Los osos frenan la contundente ofensiva de sus adversarios en Europa.

El intratable Footsie, la gran esperanza de los toros.

Wall Street no aprovechó la subida libre en el Nasdaq Composite.

Trading en el Ibex
DURO ZARPAZO. Los bajistas iniciaron el contragolpe en el Ibex el pasado cierre semanal. Ayer lunes en la apertura, perdía de nuevo el Canal alcista de aceleración, con un segundo y amplio hueco a la baja. Lo más positivo fue ver como a término de la sesión, lograba alejarse de los últimos mínimos alcanzados sobre los 8.603 puntos. Cerraba sobre el soporte clave del estricto corto plazo en los 8.720 puntos.

Los bajistas no se dejaron llevar por los nervios el pasado viernes. Ni en Europa, tras el soberbio contragolpe asestado el pasado jueves por los toros, ni en Wall Street, viendo como la tecnología entraba con energía en subida libre absoluta aquel día. No era nada sencillo detener el eufórico ataque de los alcistas. Pero lo lograron. Si bien la mayoría de selectivos europeos dejaron un esperanzador cierre semanal, limitando los descensos y trazando sólidas figuras Penetrantes en gráficos semanales, no sucedía lo mismo en el Ibex y el Mibtel. En estos dos índices, los osos se aplicaron con intensidad en la última sesión, para impedir la continuación de la ofensiva de sus adversarios. Las figuras semanales quedaban diluidas en estos dos selectivos, viéndose obligados a cubrir parcialmente el hueco al alza abierto el pasado jueves, y poniendo en duda las portentosas velas diarias dejadas por encima.

Los bajistas desvelaban la estrategia del código rojo para salir de la comprometida situación e impedir la derrota antes del importante cierre mensual. En el arranque de la semana, lanzaban la segunda parte de la emboscada. Ya no quedaban dudas de sus serias intenciones. Atacaban con furia en el resto de selectivos. Toda Europa se desplomaba tras abrir la sesión del lunes con extensos huecos a la baja. Y ya no soltaron la presa hasta final de la jornada. El brillante contraataque alcista del pasado jueves había sido anulado completamente. Un jarro de agua fría para sus aspiraciones de poner fin al intento de corrección. Aunque aún faltan cuatro sesiones para el cierre de septiembre, el violento giro que han logrado dar los bajistas pone muy cuesta arriba el cierre mensual a sus contrincantes.

Tras el varapalo del viernes, el Ibex se vio forzado ayer lunes a rozar los últimos mínimos alcanzados sobre los 8.603 puntos. La sorpresa fue ver como los bajistas no remataban su objetivo. Los alcistas resistían el segundo y contundente zarpazo en el selectivo español. La sangre no llegaba al río. Desde los 8.630 puntos los alcistas se revolvían con brío, buscando durante el resto de la jornada una más que complicada remontada. El desplome de los grandes índices europeos impedía la hazaña. Pero el Ibex ya no se vino a mínimos nuevamente. Mantuvo el tipo, logrando por la mínima cerrar la jornada por encima de la media móvil de las 200 sesiones y muy cerca del soporte de los 8.720 puntos. Terminó la sesión con descenso del -1,27% hasta los 8.711 puntos, trazando extensa vela en forma de Martillo con robusta cabeza roja. El esfuerzo de los toros evitó la sólida y extensa Envolvente con la que sus adversarios intentaban ratificar la derrota en el estricto corto plazo. Veremos si los osos consiguen rematar al español o les pasa factura la falta de decisión. Lo que si han logrado es volver a perforar la directriz inferior del Canal alcista de aceleración. Mientras no se cierren los dos huecos a la baja abiertos el pasado viernes y ayer lunes, los osos vuelven a tener todas las probabilidades en su mano. Se lo han ganado.

VUELVE LA AMENAZA. El violento giro a la baja dado ayer en el Dax vuelve a activar el riesgo del Doble techo dejado en los máximos. Si los bajistas logran perforar de nuevo la directriz superior del Canal bajista del medio plazo, la proyección de la pauta de techo hacia los 10.092 puntos ganaría enteros para su finalización. ampliar foto
VUELVE LA AMENAZA. El violento giro a la baja dado ayer en el Dax vuelve a activar el riesgo del Doble techo dejado en los máximos. Si los bajistas logran perforar de nuevo la directriz superior del Canal bajista del medio plazo, la proyección de la pauta de techo hacia los 10.092 puntos ganaría enteros para su finalización.

El zarpazo bajista tras el extenso hueco a la baja abierto ayer en el Mibtel, llegó a perforar los mínimos alcanzados la pasada semana entre los 16.180/207 puntos. El pequeño Doble suelo que cumplió casi por completo su proyección mínima el jueves, se vino abajo estrepitosamente. La parte superior del último soporte sobre los 16.215 puntos volvía a ceder en apertura con claridad. Sin embargo, los bajistas no conseguían alcanzar la parte inferior del mismo en los 15.978 puntos. Se quedaban a escasos 100 puntos tras el zarpazo inicial. Tras marcar mínimos intradía en los 16.091 puntos, los alcistas intentaron la remontada. Pero tan sólo consiguieron salvar la parte inferior del citado Doble suelo. No hubo fuerzas para más en el selectivo italiano. Cerraba con descenso del -1,58% hasta los 16.192 puntos. Trazó sólida vela roja con sombra inferior que deja muy complicado el escenario en el Mibtel de aquí al cierre mensual. Los osos quedan en disposición de echar abajo los últimos niveles relevantes de soporte antes de los mínimos anuales.

Lo más duro del zarpazo bajista asestado ayer en Europa fue ver como el Dax se venía abajo con violencia. El esperanzador contraataque de los toros que ponía en jaque la confirmación y proyección del Doble techo, dejado sobre los 10.802/780 y los 10.441/43 puntos, fue neutralizado sin contemplaciones tras el hueco a la baja de apertura. Si bien el germano frenaba a los osos después del golpe inicial, a cierre acabó tirando la toalla. Cerraba sesión con abultado descenso del -2,19% hasta los 10.393 puntos. Trazó una inapelable Envolvente bajista tras el gap de apertura entre los 10.626/560 puntos. Mientras ahora no se cierre dicho hueco, los osos vuelven a reactivar la proyección de la pauta de techo hacia los 10.092 puntos. Lo único positivo a resaltar de los alcistas fue que se frenaron a sus adversarios sobre la parte superior del Canal bajista del medio plazo. Aunque con la figura trazada, pocas opciones quedan de no volver al interior del mismo.

Envolvente bajista de similar factura trazó el Eurostoxx tras el hueco a la baja de apertura. Echa por tierra del mismo modo, la potente Envolvente dejada el jueves por los toros y el hueco al alza ya cerrado por debajo. El selectivo europeo se queda finalmente sin reconquistar el Canal alcista acelerado del corto plazo que se llegó a alcanzar aquel día. El fallido ataque de los toros deja en el aire un más que posible movimiento de Pullback hacia la directriz inferior del mismo. El enérgico zarpazo bajista perfora de nuevo a la baja la media móvil de las 200 sesiones que tanto costó recuperar. Cerró con fuerte descenso del -1,86% hasta los 2.975 puntos. Habrá que ver si los toros evitan de nuevo la cesión del soporte intermedio de los 2.949/50 puntos. Algo que se antoja complicado tras el severo giro a la baja. Por debajo, los osos pondrían de nuevo la diana en los 2.892 puntos.

NO PUDIERON CON EL HUECO. Los alcistas no fueron capaces el viernes de cerrar el hueco a la baja que dio inicio a la corrección en el S&P 500. Esto provocó que los osos golpearan con intensidad ayer lunes en busca de la parte inferior del Lateral desarrollado en la cima. Veremos si osos logran echar abajo las solventes formaciones de ataque de sus adversarios. ampliar foto
NO PUDIERON CON EL HUECO. Los alcistas no fueron capaces el viernes de cerrar el hueco a la baja que dio inicio a la corrección en el S&P 500. Esto provocó que los osos golpearan con intensidad ayer lunes en busca de la parte inferior del Lateral desarrollado en la cima. Veremos si osos logran echar abajo las solventes formaciones de ataque de sus adversarios.

De poco le valió al Cac recuperar el Canal alcista acelerado del corto plazo y cerrar el jueves el hueco a la baja que dio inicio a la corrección. Si bien logró mantener la directriz a cierre semanal, los osos la volvieron a perforar el lunes con nitidez tras el amplio hueco abierto ayer en apertura. Como sus homólogas, terminó trazando sólida Envolvente roja a cierre. Una peligrosa figura que junto a la pequeña Peonza de exiguo cuerpo real rojo dejada el viernes con ligero gap a la baja, parece desarrollar un comprometido Harami bajista. La pauta de vuelta quedará ratificada, si el selectivo galo cede de nuevo la media móvil de las 200 sesiones reconquistada y los 4.373/77 puntos. En tal caso, los osos abrirían la puerta para un nuevo intento de asaltar el soporte clave de los 4.293 puntos, previo a los mínimos anuales.

Después de detener con tanta solvencia la ofensiva alcista en Europa, la única gran duda que dejan los osos en nuestro continente es si lograrán abrir brecha en el intratable Footsie inglés. Esta es la gran prueba que deben superar para dar por bueno su contragolpe para dar continuidad a la corrección. En esta plaza, no lo van a tener nada sencillo. Ayer consiguieron alejar al británico de los últimos máximos alcanzados sobre 6.955 puntos y devolverle por debajo del la gran resistencia de los 6.875 puntos. El Footsie cedió un -1,32% hasta los 6.818 puntos, trazando sólida Envolvente roja que anuló por la mínima la figura de similar calibre dejada por los alcistas el jueves. Un primer golpe que no parece suficiente para creer en el giro de los osos. Deberán al menos asestar un nuevo zarpazo, con una segunda vela bajista de entidad, que vuelva a situar al británico por debajo de los 6.743 puntos.

En Wall Street, el Dow Jones y el S&P 500 no lograron emular a la tecnología en el cierre semanal. Los bajistas evitaron que sus adversarios consiguieran cerrar el hueco a la baja dejado en los máximos históricos, impidiendo que se retomara la subida libre absoluta. La firme pauta de ataque alcista en gráfico semanal en forma de Martillo invertido no pudo ser ratificada. Si bien el S&P 500 quedó un punto por encima. Pero no fue suficiente. Ayer lunes, en el comienzo de la semana, los osos asestaron un segundo zarpazo, abriendo un peligroso hueco a la baja en ambos selectivos. Llevó al Dow Jones a terminar la sesión con descenso del -0,91% hasta los 18.094 puntos, trazando una segunda vela sólida roja tras la trazada el pasado viernes. Misma figura y hueco en el S&P 500 que dejó un descenso del -0,86% hasta los 2.146 puntos. Las contundentes pautas de vuelta en gráfico diario son puestas a prueba en los dos grandes índices. Si no aguantan… El cierre mensual puede complicarse mucho. El Nasdaq Composite se vio obligado a dar marcha atrás tras su brillante ataque, retomando la subida libre. Será clave de cara al cierre mensual que el bastión alcista de Wall Street detenga sin más dilación el golpe de los osos. En caso contrario, quedará encima de la mesa una complicada falsa rotura. Cedió ayer un -0,91% hasta los 5.247 puntos. Trazó pequeña vela roja tras el hueco a la baja de apertura. Mientras los toros mantengan los 5.233 puntos en la tecnología, habrá esperanzas de evitar el fallo en la ruptura.

Normas