Política monetaria

La Fed podría sorprender al mercado con un alza de tipos

Aunque no se prevén cambios en las tasas de EE UU y los futuros sobre fondos federales dan una probabilidad de subida del 22%, algunos expertos creen que Yellen moverá hoy ficha.

Tipos de interés

Diez meses después de la primera subida del precio del dinero en EEUU con la que Janet Yellen puso fin a nueve años de tipos cero, hoy la Reserva Federal podría sorprender al mercado con un nuevo movimiento al alza. Aunque son pocos los que esperan que esto ocurra (el 22% según los futuros de los fondos federales), en los últimos días varias voces se han sumado a la idea de un repunte de las tasas en esta reunión. Barclays y BNP son dos de las firmas de análisis que se decantan por un alza de los tipos este mes. Si finalmente la hipótesis no se confirma, la subida de tipos se retrasaría a diciembre, ya que en la reunión de noviembre no estará acompañada de la tradicional rueda de prensa de Janet Yellen.

“No hay un momento perfecto, siempre existirá alguna incertidumbre”, señala a Bloomberg Laura Rosner, economista de BNP para Nueva York. “A pesar de la multitud de dudas de los últimos meses, la contratación ha continuado siendo intensa. Esto evidencia que sigue existiendo una oportunidad para que la Fed siga con la normalización de la política monetaria”, concluye. Pero Barclays y BNP no son los únicos que trabajan con la probabilidad de la subida de tipos.

Desde Unicorp Patrimonio señalan que a pesar de que los últimos datos macro han sido peor de lo esperado (especialmente el referente a la confianza del consumidor y los empresarios) y de que están empezando a notarse las primeras consecuencias del brexit, existen opciones de que este miércoles sea el elegido para la primera subida del precio del dinero este año. Se trata nada más ni nada menos que de los datos de empleo e inflación. “El viernes pasado se publicaron los datos de IPC de EE UU con subidas del 0,1% superiores a lo estimado por el mercado tanto en la inflación (1,1% frente a 1,0% estimado) como en la subyacente (aquella que no incluye ni alimentos ni energía y que el último mes se situó en el 2,3% frente al 2,2% previsto)”, apuntan. Estos datos alentarían un repunte hoy al cierre de los mercados europeos. Asimismo, como señala Joaquín Robles, analista de XTB, los partidarios de continuar con la normalización de la política monetaria temen que el mantenimiento de las tasas congeladas en el 0,25% y 0,5% actual dé lugar a la creación de burbujas en un escenario de buenos datos macroeconómicos.

La misma teoría sobre la subida de tipos la comparte también Henrik Lumholdt, estratega jefe de Inversis. El experto considera que la probabilidad de una subida de tipos es “más alta de lo que la gente se cree” porque la Fed “necesita aliviar a la banca y tener margen de maniobra”. Según Lumholdt, la institución tiene ahora “una ventana abierta para hacerlo”. Las razones que justificarían la subida se basan en una serie de circunstancias que están manteniendo el tono optimista en los mercados. Entre estas, se encuentra el brexit, que no está afectando al rumbo de las economías en Europa como se temía; la situación de China, que ha mejorado considerablemente desde el año pasado; o el precio del petróleo, que ha repuntado desde sus mínimos de enero más de un 60%.

Por este motivo, el estratega jefe de Inversis no descarta subidas de tipos. “Una de las preocupaciones de la Fed es cómo actuar si hay otra recesión, ya que con bajos tipos de interés el margen de actuación es muy bajo”. Además, asegura que si la Fed pretende subir el precio del dinero este año el mejor momento es antes de que se celebren las elecciones presidenciales en noviembre, pues el riesgo de que gane Trump es alto y ello podría suponer un contratiempo para que la Reserva Federal continúe con la hoja de ruta de su política monetaria. Eso sí, aclara que desde el punto de vista macroeconómico la subida “no estaría justificada”.

Sin embargo, la unanimidad no reina entre los expertos. De hecho, son muchos los que se apoyan en los futuros sobre subidas de tipos para asegurar que en esta ocasión la institución presidida por Janet Yellen no moverá ficha. Ese es el caso de David Kohl, economista jefe de Julius Baer en Alemania. El experto cree que no habrá cambios en los tipos debido a los “decepcionantes datos económicos en EE UU”. No obstante, confía en que la presidenta de la Fed “prepare a los mercados para una subida de tipos a finales de año”, ya que la institución tiene “una clara determinación de subir el precio del dinero tan pronto como los datos macro lo permitan”.

Esta opinión también la comparte Vincent Reinhart, economista jefe de Standish. El experto cree que la subida llegará en diciembre porque, de este modo, la Reserva Federal “tiene la oportunidad de observar las elecciones de noviembre, lo que ofrecerá a los formuladores de la política monetaria una mejor visión de la dinámica fiscal para 2017”. Además, Reinhart apunta que Yellen puede disuadir a muchos oficiales e inversores de la institución que se están cansando de las repetidas declaraciones y la ausencia de acción durante un tiempo, pero no “para siempre, especialmente porque han pronosticado por lo menos un endurecimiento durante 2016”.

Normas