La generación U y cómo está cambiando la jubilación

En los últimos años hemos visto cómo en países como Estados Unidos ha crecido la generación U (unretired) que la forman quienes no se jubilan (o no dejan por completo la actividad laboral), bien porque no quieren o porque no pueden. En el primer caso, suele ser porque dichas personas consideran que tienen aún mucho que aportar o porque les aburre dejar de trabajar. En el segundo grupo se encuentran quienes, como consecuencia de la crisis de 2008, tuvieron que buscar una segunda carrera profesional para poder mantener el nivel de vida.

La AARP, una entidad estadounidense sin ánimo de lucro que ayuda a las personas mayores de 50 años a mejorar la calidad de sus vidas, considera que 8 de cada 10 Baby Boomers trabajarán a tiempo completo o parcial durante su jubilación, una etapa que, ya no es lo que era, se está redefiniendo.

Aunque este fenómeno es más importante en Estados Unidos, en otros países, como España, también se observa que cada vez hay más personas que deciden no retirarse. En la actualidad, la mayoría de las personas que tienen 65 años están en plenas facultades intelectuales y sociales y, aunque no quieren mantener el mismo ritmo de trabajo, sí que están dispuestos a trabajar a tiempo parcial.

Por otra parte, cada vez son más las compañías que ven todo lo que les puede aportar la generación U. Probablemente, lo más importante es:

  • La experiencia: hay muchas cosas que pueden aprenderse, como la tecnología, sin embargo hay otras como la experiencia que no se aprenden y que solo con el paso de los años se van adquiriendo.
  • Las habilidades en las relaciones humanas: ayudando a los más jóvenes.

Es verdad que esa segunda carrera profesional depende en parte del tipo de trabajo que se haya realizado, pero con tiempo, es posible prepararse para ese momento. Todo depende de nuestro plan y objetivos vitales.

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante.

Normas