Energía

La Caixa y Repsol renovarán su pacto en Gas Natural tras vender el 20%

El fondo GIP es el favorito para comprar, mientras KKR también se ha interesado

La operación rondaría los 4.000 millones de euros

Gas Natural, Repsol y la Caixa registran fuertes subidas en Bolsa

Gas Natural Fenosa, tercera distribuidora española de gas y electricidad Ampliar foto

Los dos primeros accionistas de Gas Natural Fenosa, La Caixa (34%) y Repsol (30%), negocian la venta de un 10% de la gasista cada una al fondo estadounidense GIP. La operación está valorada en unos 4.000 millones y, tras ella, las vendedoras renovarían su pacto parasocial para mantener el control conjunto. KKR también se ha interesado. La política de dividendos de la gasista es un 

Criteria, holding de inversiones de la Fundación La Caixa, y Repsol se disponen a hacer caja con sus participaciones en Gas Natural Fenosa. Ayer reconocieron conversaciones para desprenderse de un paquete conjunto del 20% en la tercera distribuidora española de gas y electricidad, con 8,9 millones de puntos de conexión. El fondo estadounidense Global Infrastructure Partners (GIP) es el máximo interesado por esta participación.

REPSOL 5,88 2,22%
NATURGY 17,55 3,75%
CAIXABANK 1,90 2,18%

El banco bajaría del 34% en la gasista al 24%, y la petrolera descendería del 30% al 20% en un movimiento que venía anticipándose en forma de especulaciones desde hace meses, si bien sonaba como más probable una colocación parcial de Repsol en solitario. La desinversión asciende a unos 4.000 millones de euros. Esta operación de venta coordinada entre los dos primeros partícipes –el tercero es la argelina Sonatrach con un 4%– daría entrada a un nuevo socio financiero, pero este de perfil más internacional. Sin duda resulta atractiva la promesa de 7.000 millones de dividendo hasta 2020 incluida en el plan estratégico de Gas Natural.

GIP enmarca sus inversiones en las infraestructuras de transporte, energía, tratamiento del agua y de residuos. Su cesta de participaciones se eleva a 33.000 millones de dólares (unos 29.475 millones de euros) en todo el mundo. El gigante neoyorquino, con 21.000 empleados, tiene parte en el capital de cotizadas españolas como CLH y Saeta Yield.

Lo que no hará este movimiento es desplazar el centro de gravedad de Gas Natural: La Caixa y Repsol mantendrán el control con un 44% del capital. Y es que, según fuentes implicadas, se firmará un nuevo pacto de accionistas. La petrolera y el banco tienen participaciones históricas en la gasista, donde votan con un pacto parasocial desde 2000, que fue novado en 2002. La entente queda rota en cuanto bajen del 50%.

El pacto pone veto a que cualquiera de las dos reduzca su participación por debajo del 15% y reparte las cuotas de poder: La Caixa nombra al presidente (Salvador Gabarró) y Repsol elige al CEO (Rafael Villaseca); cada una propone cinco consejeros, y el órgano se completa con siete independientes.

“Diversos inversores” en liza

Las fuentes consultadas insisten en afirmar que GIP no es el único interesado en la entrada en la utility española, señalándose al fondo KKR también como aspirante. Tanto Repsol como Criteria se limitaron a explicar, en sendos hechos relevantes enviado a la CNMV, que “se mantienen contactos con diversos inversores”.

Sin plazos concretos, personas cercanas a los contactos comentan que, de cristalizar las negociaciones en un acuerdo, la entrada del nuevo socio se produciría este mismo mes de septiembre. También se asegura que el consejo de administración estaría abierto al nuevo entrante, del que se valora su experiencia internacional y reputación: “No se trata de un fondo buitre y tiene amplia experiencia en energía”, se valoraba ayer en el entorno de esta operación.
Gas Natural ha notado en sus cuentas la caída del crudo y el efecto de los tipos de cambio. La empresa vio caer su resultado neto un 14% al cierre del primer semestre, hasta 645 millones.

Normas
Entra en El País para participar