Editorial

ACS y el liderazgo internacional

El mercado mundial de la construcción permaneció estable en 2015. Movió 1,4 billones de dólares, de los que un tercio fueron facturados por las empresas fuera de sus mercados locales. En este escenario, los grupos españoles juegan un notable papel, que resulta más clave por su continuidad. El líder entre estos contratistas internacionales por quinto año consecutivo es ACS, que además va seguido de su filial alemana Hochtief. El grupo que preside Florentino Pérez es el mayor contratista extranjero en Asia-Pacífico y en EE UU, segundo en Latinoamérica y destaca prácticamente en todos los campos: transportes, telecos, gestión del agua, energía o edificación. Sus mayores rivales son de tres continentes: China Communications Construction, la francesa Vinci y la estadounidense Bechtel. En el mercado europeo, Ferrovial está entre las cinco grandes por su peso en Reino Unido; por su parte, Técnicas Reunidas resalta en proyectos de energía; Acciona figura en el top ten en agua, y OHL muestra fuerza en Latinoamérica. Una escuadra internacional que se completa con la implantación creciente en todo el mundo del resto del sector, impulsado en parte los últimos años por la caída de la inversión doméstica, pero no solo. Porque la vocación internacional es consustancial a la actividad de las grandes empresas españolas.

Normas