Datos del Colegio de Registradores

El precio de la vivienda se dispara un 7,5% en el segundo trimestre

Las ventas rozan las 400.000 anuales, el mejor dato en diecisiete trimestres

Ocho de cada diez operaciones corresponden a inmuebles de segunda mano

Venta de viviendas en España Ampliar foto

El mercado inmobiliario sigue emitiendo signos de recuperación. Cada trimestre que avanza, el número de operaciones de compraventa de casas crece con fuerza, pese a que el precio empieza a acelerarse. Entre abril y junio se cerraron 107.838 transacciones, lo que supone el nivel más alto registrado en un trimestre desde el primero de 2011. Este incremento de las ventas, sin embargo, está muy concentrado en la vivienda usada (ocho de cada diez inmuebles son de segunda mano) y en cuatro autonomías (Madrid, Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana), que suman dos de cada tres casas vendidas. Esa tendencia se mantiene si se compara el segundo trimestre de 2016 con el de 2015. En ese período se han registrado 384.082 compraventas, de las que 72.768 (un 19%) han correspondido a vivienda nueva, mientras que 311.314 (81%) a vivienda usada. El sorpasso de las casas de segunda mano sobre las nuevas se produjo a finales de 2010, cuando entre ambas se repartían la mitad del mercado. La brecha se empezó a abrir con la paralización de la obra nueva, el afloramiento de un abultado stock sin vender y ha alcanzado máximos en el segundo trimestre de 2016, con un 81,9% del total para las de primera mano y un 18,1% para las de segunda.

En cualquier caso, el dato de intercambios en los últimos doce meses (384.082) es el mejor de los últimos diecinueve trimestres, por lo que los Registradores calculan que a lo largo de este ejercicio se lograran las 400.000 compraventas anuales, que previsiblemente se alcanzarán a lo largo del año 2016. Esa mejora de la demanda ha llevado a los precios a crecer un 7,45% entre abril y junio, un ritmo inéditos desde 2008, y a encadenar cinco trimestres consecutivos al alza.

Los extranjeros ya absorben el 13,4% de las operaciones de compra

La estadística trimestral del Colegio de Registradores justifica esta mejora por los factores internos, que tradicionalmente penalizaban a la demanda durante los primeros años de la crisis. "Actualmente los mayores componentes positivos se encuentran internamente, con una notable reactivación de la demanda de vivienda, especialmente de segunda mano, una contribución favorable del sistema financiero en la concesión de nuevo crédito hipotecario, tanto en cantidad como en precios, un ritmo positivo del crecimiento económico, una creación de empleo especialmente intensa, aunque con niveles salariales todavía bajos", remarca la Estadística Registral Inmobiliaria, correspondiente al segundo trimestre de 2016, que alerta de un deterioro de los factores externos, en especial la debilidad de las grandes economías compradoras de vivienda, que puede perjudicar esa tendencia alcista.

Entre los factores positivos destaca el buen pulso de la demanda extranjera. Entre abril y junio se vendieron 14.000 inmuebles, lo que supone un 13,4% del total de las operaciones, muy cerca de máximos históricos. Los británicos siguen siendo el mercado que más compra, con un 19,73% de las operaciones, seguido de lejos por Reino Unido (7,83%) y Francia (7,05%). Este dato podría cambiar en los próximos trimestres, en los que puede empezar a mostrarse los efectos del resultado favorable a la salida del Reino Unido de la UE, a medio y largo plazo, y de la devaluación de la libra frente al euro, más en el corto plazo. Desde la fecha de la votación, la moneda británica se ha depreciado un 10% respecto a la moneda única, lo que encarece los viajes a España (es el primer mercado emisor de viajeros) y la adquisición de inmuebles en España (es el mayor comprador).

Máximo en la contratación de hipotecas a tipo fijo

El desplome del euribor a tasas negativas y su más que probable rebote en los próximos trimestres ha llevado a las entidades financieras a promocionar con ahínco las hipotecas a tipo fijo, ya que les ofrece un margen más elevado. Así se puede constatar en las estadísticas de los Registradores, que han pasado de representar el 9,83% de los nuevos créditos en el primer trimestre al 20,56% del segundo trimestre. Este resultado supone el máximo de la serie histórica, superando en más del doble el anterior registro.

La contratación a tipo de interés variable se ha situado por tanto en el 79,44% de los nuevos contratos, recurriendo al EURIBOR como índice de referencia en el 77,99% del total de nuevos contratos. Las autonomías con un peso más destacado en contratación a tipo de interés fijo entre abril y junio fueron Baleares (43,87%), Murcia (34,00%), Galicia (25,90%), Cataluña (25,19%), Comunidad Valenciana (23,67%) y Asturias (21,44%).

Normas