Fuentes de financiación

El Ibex 35 aún depende al 68% de la financiación bancaria

La rebaja de tipos abarata el crédito y desincentiva emitir bonos

Un 20% de las firmas del selectivo no emite deuda en los mercados

ibex 35 Ampliar foto

La necesidad de diversificar las fuentes de financiación ha sido una de las lecciones que ha dejado la crisis financiera internacional, especialmente en Europa y más concretamente en España, donde el cierre del grifo crediticio dejó sin recursos a buena parte de un empresariado acostumbrado a depender exclusivamente de sus bancos o cajas de confianza.

Los esfuerzos de reguladores y supervisores han propiciado un leve repunte de la financiación alternativa en los últimos años pero la rebaja de los tipos de interés y el consecuente abaratamiento del crédito tradicional contienen ahora el impulso de salir a los mercados.

“En España, las empresas tienen una dependencia elevada de la financiación bancaria. Nosotros calculamos que sólo aproximadamente el 20% de su financiación proviene de bonos, un porcentaje muy inferior al de los países de nuestro entorno”, exponen los analistas de la firma de préstamos directos Bravo Capital, en un reciente informe sobre las fuentes de financiación de la gran empresa española.

“El proceso de diversificación hacia fuentes no bancarias no es fácil ni rápido. Las grandes compañías españolas pertenecientes al Ibex 35, empezaron hace algunos años a emplear financiación alternativa y actualmente se financian en un 32% mediante bonos. Aun así, todavía un quinto de las grandes empresas no han accedido al mercado de bonos, y este porcentaje es mucho mayor para las empresas que no forman parte del Ibex 35”, subraya el documento.

“Antes de la crisis, muchas empresas no percibían la necesidad de diversificar sus fuentes de financiación, dado que el crédito bancario era abundante y a tipos bajos. Esta situación puso a muchas de ellas en situación de dificultad cuando los bancos redujeron sus líneas de crédito en los años posteriores a la recesión”, explican desde Bravo Capital, constatando el paulatino interés que ha venido despertando el mercado como fuente alternativa o complementaria de financiación en los últimos años, y convencidos de su progresión al alza en los próximos años.

Sin embargo, el estudio reconoce que la tendencia se ha congelado dado que “recientemente, los bancos han retomado la concesión de nuevos créditos” y a mejor precio. “La diferencia de tipos rebaja tanto la financiación bancaria que desincentiva su transformación en deuda no financiera”, admite José Luis Villafranca, director general de Bravo Capital. Así, de 2014 a 2015, la financiación en los mercados apenas ha pasado de suponer un 31% a un 32% del total.

Además, excluyendo a bancos y aseguradoras, hay un 20% de compañías del Ibex que no emiten bonos, entre las cuales se incluyen Mediaset e Inditex con deudas cercanas a cero.

Con todo, el año pasado había ya ocho firmas en las que la financiación no bancaria suponía ya más del 50% del total. Este grupo lo lideran Telefónica (76%), Gas Natural (68%) y Abertis (67%). Del lado contrario, aumentaron su exposición a las entidades crediticias Abengoa (que salió del Ibex 35 el pasado noviembre), DIA (que pasó de un 68% de bonos a un 39% al incrementar el volumen de préstamos sindicados e hipotecarios) o Amadeus.

Los datos no recogen todavía el efecto del programa de compra de deuda del Banco Central Europeo que podría estar animando las emisiones de deuda este año pero el peso de los tipos en mínimos históricos seguirán devolviendo atractivo al crédito bancario.

Normas