Datos del INE

Record histórico de turistas y pernoctaciones en España

Los precios hoteleros crecen de media un 5,9% este año, el nivel más alto en 17 años

Los ingresos por habitación disponible repuntan un 20% desde el inicio de la crisis

turismo Ampliar foto

Que el turismo extranjero va bien es una evidencia. En el primer semestre del año llegaron a nuestras fronteras 32,7 millones de visitantes, un incremento del 11,7% respecto al mismo período de 2015. Los atentados en Francia, en Turquía o en Egipto han provocado un trasvase de demanda extranjera hacia los destinos españoles, que han sido los más beneficiados.

La estancia media de los españoles en hoteles cae a 2,29 días, el mínimo histórico

Lo que no estaba tan claro era la recuperación de la demanda nacional, pese a los buenos datos de gasto y consumo que arrojó la contabilidad nacional del primer trimestre y la previsible confirmación de esa tendencia en el segundo trimestre, que se harán oficiales el próximo jueves. Los datos de ocupación hotelera del INE, correspondientes al mes de julio, sí la corroboran. En los siete primeros meses del año, los turistas nacionales han realizado 28,03 millones de desplazamientos, lo que representa la cifra más alta de la serie histórica iniciada en 1999. Mientras que en el caso de las pernoctaciones se han superado los 64,2 millones de estancias, al mismo nivel que en 2008, cuando todavía no había estallado la crisis económica. El mayor crecimiento de los viajes frente a las pernoctaciones explica que si bien los turistas españoles han vuelto a poner a los viajes entre sus partidas de gasto, el gasto en hoteles no forma parte de ellas en muchos casos. Así se puede constatar si se analiza la estancia media que realizan estos visitantes, que se calcula dividiendo el número de viajeros entre las pernoctaciones, que cae a 2,29 días entre enero y julio de este año, lo que supone el nivel más bajo desde 1999. Salvando este detalle, la suma de la demanda extranjera y nacional ofrece unos resultados históricos para el sector turístico. En los siete primeros meses del año, el número de turistas llega a 56,3 millones, el máximo histórico y ocho millones más que en 2008, mientras que el de pernoctaciones superó las 184 millones, también récord y 44 millones más que antes del inicio de la crisis.

La industria hotelera, que sufrió con fuerza durante los primeros años de la crisis (fuertes caídas de precios y de rentabilidad), ha sido la gran beneficiada de ese boom del turismo. Así se puede constatar si se analiza la evolución de los precios hoteleros (las tarifas que cobran a sus clientes) como los ingresos por habitación disponible. En 2009, los precios cayeron un 5,32% y encadenaron otros cuatro años en negativo o congelados. Solo a partir de 2014 fue cuando empezaron a remontar y han sumando tres años en positivo. Especialmente reseñable es la evolución de este año, en el que los precios han subido de media un 5,07% en los siete primeros meses del año, el avance más importante de la serie histórica. En paralelo a esas cifras, otro de los indicadores que ha crecido con fuerza ha sido el que mide los ingresos por habitación disponible, que ha subido un 11,4% entre enero y julio de este año con respecto al anterior.

Normas